Trump exige que California devuelva miles de millones

El gobierno de Trump dijo el martes que planea cancelar los $929 millones otorgados al proyecto del tren de alta velocidad de California y quiere que el estado le devuelva los $2,500 millones adicionales que ya ha gastado.

El anuncio del Departamento de Transporte de Estados Unidos sigue las amenazas del presidente Donald Trump de recuperar $3,500 millones que el gobierno federal autorizó para que California construyera un tren bala entre Los Ángeles y San Francisco.

El proyecto ha enfrentado sobrecostos y años de retrasos. La Administración Trump argumenta que California no ha proporcionado el dinero requerido y no puede completar el trabajo antes de la fecha límite del 2022.

Trump y el gobernador Gavin Newsom han discutido el proyecto a través de sus cuentas de Twitter en los últimos días, donde Trump calificó el proyecto de tren rápido como “un fracaso” el martes pasado.

Protestas en Los Ángeles por emergencia nacional

[TLMD - LA] Protestas en Los Ángeles por emergencia nacional

Newsom y la agencia estatal de transporte no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Newsom, un demócrata, declaró en su primer discurso sobre el estado del estado la semana pasada que planeaba reducir el proyecto y centrarse de inmediato en la construcción de 171 millas de vías en el centro de California.

Su oficina dijo que aún planea completar la línea completa, aunque dijo que el plan actual costaría demasiado y tomaría demasiado tiempo.

El gobernador se ha comprometido a continuar el trabajo ambiental en la línea completa, que se requiere para mantener el dinero federal.

“Éste es el dinero de California, asignado por el Congreso para este proyecto. No lo estamos devolviendo “, escribió Newsom en Twitter la semana pasada en respuesta a las amenazas de Trump.

Hace casi una década, el Congreso aprobó $929 millones para el proyecto de transportación y el estado aun no lo ha comenzado de usar.

No está claro si el gobierno federal puede reclamar ese dinero antes de la fecha límite de 2022.

El Departamento de Transporte de Estados Unidos dijo que está “explorando activamente todas las opciones legales” para recuperar el dinero.