Supuesto combustible de avión cae sobre varios estudiantes en Cudahy

Unas 60 personas, entre ellos varios menores de edad, de cuatro escuelas de Los Ángeles fueron evaluados por personal médico luego de que les cayera una sustancia que posiblemente sea combustible de un avión de la aerolínea Delta, informó el Departamento de Bomberos de esta ciudad.

Durante una conferencia de prensa, el inspector bombero Sky Cornell, dijo que ninguno de los pacientes debió ser trasladado a un hospital debido a que reportaban solo irritaciones menores.

Cornell detalló que los afectados serían 32 de la escuela Park Avenue, seis del San Gabriel, uno de Graham y seis de Tweedy Elementary.

El incidente se reportó inicialmente en la escuela primaria Park en Cudahy, a casi 15 minutos del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX). La otra escuela afectada es la preparatoria Jordan cerca de Watts.

Funcionarios del departamento de bomberos informaron inicialmente que están evaluando a 17 niños y seis adultos.

Cuadrillas del departamento trabajan para confirmar si el material era combustible para aviones, posiblemente de un avión Delta con destino a Shanghai que despegó del LAX esta mañana y regresó al aeropuerto después de presentar un problema desconocido y rodear el área para descargar combustible.

“El vuelo 89 de Delta Air Lines declaró una emergencia después de partir de LAX, regresó al aeropuerto y aterrizó sin incidentes”, dijo la Administración Federal de Aviación (FAA) en un comunicado.

“La FAA está al tanto y está investigando los informes de que los niños en una escuela al este de LAX están siendo tratados por exposición al combustible”.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles emitió un comunicado diciendo: “Los estudiantes y el personal estaban en el patio de juegos en ese momento y pudieron haber sido rociado o inhalado combustible. [Funcionarios de la escuela] llamaron de inmediato paramédicos, que están en la escena y están tratando a las personas que está quejando de irritación de la piel o problemas respiratorios”.

Según el
distrito, los funcionarios escolares estaban “visitando cada aula para
garantizar la seguridad y el bienestar de todos los estudiantes y el personal”.

Representantes de la Oficina de Salud Ambiental del distrito y la seguridad y la policía escolar de Los Ángeles también respondieron a la escuela.

Delta, por su parte, emitió un comunicado con respecto al incidente: “Poco después del despegue, el vuelo 89 de LAX a Shanghai experimentó un problema de motor que requirió que la aeronave regresara a LAX”.

“El avión aterrizó de manera segura después de una liberación de combustible de emergencia para reducir el peso de aterrizaje. Proporcionaremos más información a medida que esté disponible”, agregó.

Las clases fueron suspendidas por el día de la primaria 93rd Street, pero las clases se reanudaron en la preparatoria Jordan, donde los alumnos están programados a salir de clases a las 3 p.m., dijo la policía.