Remitida al Senado de NC la propuesta HB370

Raleigh.- La propuesta antiinmigrantes HB370, que obligaría a todos los alguaciles de Carolina del Norte a colaborar con ICE, pasó su primera lectura en el Senado y fue remitida al Comité de Reglas y Operaciones.

Se plantea que los alguaciles respeten las órdenes de detención emitidas por ICE y se prohíbe que las autoridades locales y policiales puedan impedir el trabajo de ICE en las cárceles. Asimismo, se permite que las personas civiles puedan demandar a las jurisdicciones locales que no cumplan con las leyes estatales relacionadas con inmigración y que éstas a su vez sean multadas.

En tal sentido, la autoridad que administre cualquier tipo de centro de detención deberá intentar determinar si el prisionero – detenido por una ofensa criminal o DWI- es un residente legal de Estados Unidos mediante una investigación del reo o la verificación de cualquier documento.

La HB 370 además, prohíbe que los condados puedan interferir en el trabajo relacionado con la recopilación de información sobre el estatus migratorio de cualquier persona

En el Senado, la HB370 deberá seguir el mismo proceso que en la Cámara de Representantes, es decir deberá ser ratificado en uno o más comités y finalmente regresa al pleno del Senado donde es leído tres veces y sometido a votación definitiva. Finalmente, regresará a la Cámara de origen para ser ratificado.

Si el proyecto es ratificado por las dos cámaras, se enviará al gobernador Roy Cooper para su promulgación. Si el gobernador no la firma en 10 días, automáticamente se convierte en ley. Pero si lo veta, el proyecto regresa a la Asamblea Legislativa.

Si un proyecto es vetado por el gobernador, la Asamblea lo puede convertir en ley anulando el veto. Para ello necesita la votación favorable de la mayoría en las dos cámaras.

El proyecto – que tuvo dos enmiedas- fue aprobado en el pleno de la Cámara de Representantes con una votación de 63 a favor y 51 en contra tras un debate con posiciones antagónicas.

El promotor de la misma es el republicano Destin Hall, quien describió una serie de casos criminales cometidos por la comunidad inmigrante ya que cree “empeorarían debido a la decisión de los alguaciles de los condados Wake y Mecklenburg de eliminar el programa 287g y los de Forsyth, Durham y Buncombe de no honrar las órdenes de detención de ICE”.

El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Brenden Jones, otro de los principales patrocinadores del proyecto de ley, señaló que el mismo solamente se aplica a los inmigrantes ilegales acusados ​​de delitos.