Pagará con su vida por asesinar brutalmente a sus 5 hijos

COLUMBIA, Carolina del Sur — Un padre de Carolina del Sur que mató a sus cinco hijos con sus propias manos y luego huyó con sus cuerpos durante nueve días, fue condenado a muerte el jueves.

Timothy Jones Jr. no mostró emoción cuando el jurado emitió el veredicto después de menos de dos horas de deliberación. El jurado también podrían haberlo condenado a cadena perpetua sin libertad condicional.

“Si le pudiera arrancar la cabeza, lo haría”: habla la madre de niños asesinados

[TLMD - NATL] “Si le pudiera arrancar la cabeza, lo haría”: habla la madre de niños asesinados

El mismo jurado del condado de Lexington condenó a Jones de cinco cargos de asesinato la semana pasada por las muertes de sus hijos, de 1 a 8 años, en su hogar de Lexington en agosto de 2014.

Los fiscales presionaron por una sentencia de muerte. El abogado Rock Hubbard dijo a los jurados en su alegato final que si alguno dudaba si Jones merecía la pena de muerte, todo lo que deben hacer es considerar las cinco bolsas de basura donde arrojó sus cuerpos en la zona rural de Alabama.

Pero un abogado de Jones le dijo a los jurados que solo podían mostrar clemencia, no por un padre que mató a cinco niños con sus propias manos, sino por una familia que ha visto tanta muerte y que todavía quiere amar a Jones, incluso a través de los barrotes de la prisión.

El padre de Jones bajó la cabeza cuando se leyó el veredicto y otros miembros de la familia parecieron llorar.

Misterio: balazos, sangre y muertes en una reserva indígena

Misterio: balazos, sangre y muertes en una reserva indígena

Jones es la segunda persona enviada al corredor de la muerte de Carolina del Sur en cinco años. El estado no ha ejecutado a nadie desde 2011 porque carece de los medicamentos para llevar a cabo la inyección letal.

El fiscal Hubbard comenzó su discusión final preguntando si los miembros del jurado habían oído hablar de un crimen más horrible que lo que habían escuchado durante más de cuatro semanas de testimonios.

Jones, de 37 años, ha sido egoísta toda su vida, dijo Hubbard, quien agregó que trató de romper el segundo matrimonio de su padre porque no estaba recibiendo suficiente atención y de controlar cada decisión de su esposa.

Cuando ella lo dejó, dijo Hubbard, Jones no podía soportar que su control hubiera terminado. Tras recibir la custodia de sus hijos, los maltrataba si alguno mostraba alguna intención de querer estar con su madre en lugar de él, agregó Hubbard.

Jones mató primero a su hijo Nahtahn, de 6 años, en una “rabia candente” después de que el niño le confesó por teléfono a su madre, pero no a su padre, que rompió un tomacorriente.

Durante las siguientes horas, Jones fue a comprar cigarrillos, se llevó a su hija mayor para que no pidiera ayuda y dejó a los otros tres niños con el cuerpo de su hermano.

Fiscal: embarazada fue distraída con fotos para estrangularla

Fiscal: embarazada fue distraída con fotos para estrangularla

Luego tomó una decisión, dijo el fiscal. “Él ha hecho lo que ustedes tendrán que hacer. Él deliberó”.

En una confesión, Jones dijo que estranguló a Elías, de 7 años, con sus manos, y persiguió a Merah, de 8 años, antes de ahogarla. Luego usó un cinturón para estrangular a Gabriel de 2 años y a Abigail de 1 año.

Eso merece la muerte y no la vida, dijo Hubbard. Una sentencia de por vida “es simplemente enviar a Timmy a su habitación, hacerle pensar lo que ha hecho”, dijo Hubbard.

Después de matar a los niños, Jones puso los cuerpos en su camioneta y condujo alrededor del sureste de los Estados Unidos durante nueve días antes de arrojarlos en cinco bolsas negras de basura en un camino de tierra cerca de Camden, Alabama.

Fue arrestado horas después, luego de que un oficial en un punto de control de tránsito en el condado Smith, Mississippi, dijo que olió a descomposición.

La defensa se centró en lo que sus abogados denominaron esquizofrenia no diagnosticada que empeoró por el uso de drogas y alcohol. Los jurados rechazaron la semana pasada los argumentos de que Jones no inocente por causa de la locura o culpable pero con una enfermedad mental.

Durante su discusión final el jueves, el abogado defensor Casey Secor se centró en cuánto amaba Jones a su familia incluso después de los asesinatos. Su abuela, su padre y sus hermanos pidieron a los jurados que le perdonaran la vida.

“¿Cuánto más la muerte tiene que soportar la familia Jones? ¿A cuántos funerales más tiene que ir esta familia? ¿Cuántas lágrimas más tienen que derramar? ¿Cuánto más angustia tienen que soportar?”, Dijo Secor.

La madre de los niños también dijo que no elegiría la pena de muerte para Jones porque está en contra de la pena capital, pero respetaría la decisión del jurado.