Juan Pablo Soto: Una vida al servicio de todos

Por Yumara Chirino

 

Charlotte.- Nacido y criado en la capital de Guatemala, Juan Pablo Soto, se mudó a EE.UU. a los 18 años, con la intención de estudiar, y regresar a su amado país.

 

Viene de una “familia bonita”, como él mismo la describe. “Mi sueño era entrar al ejército, porque mi papá y mi hermano fueron Marines. Vine a Charlotte ya con la ciudadanía, llegué a la casa de mi hermana, y mientras estaba aplicando para el ejército, trabajaba para un hotel como mesero. Allí  conocí a un bombero, quien me habló de su labor y me gustó mucho”, nos contó Soto.

 

“Apliqué a los bomberos y me contrataron de una vez”, nos comenta con orgullo. Fue cuando tenía 19 años cuando entra a los bomberos. Dice que tenía un “inglés básico”, por lo cual el entrenamiento fue difícil debido a la barrera del idioma, pero agradece enormemente a los amigos de la clase de bomberos que lo ayudaron mucho. “Pasé la clase y me metí en la universidad. Al año siguiente entré al CPCC. Pero no todo fue tan rápido, pues me tardé 7 años para sacar la carrera completa”, aclara Soto.

 

“Tengo 2 hijos: Marcello de 7 años y Niko quien tiene 5 años. Puedo decirle a todos que la vida de la estación es fabulosa. La hermandad con los bomberos es única todos los días necesitas ayuda. Los bomberos tenemos la opción de no responder, siempre tenemos que solucionar los problema. Es una labor bien dinámica, positiva, de acompañamiento y fortaleza interior”, confiesa Soto.

 

Juan Pablo Soto es el segundo Capitán de origen Latino, posición en la que lleva 6 años. “Tengo 5 años llevando grupos de Estados Unidos a Guatemala a visitar La Limonada, una de las áreas más peligrosas del lugar trabajando en conjunto con la Organización No Gubernamental Vidas Plenas. “Conseguimos los fondos desde EE.UU. para patrocinar a niños y adolescentes con el fin de alejarlos de las Maras, porque entendemos que lo mejor es la prevención, tratar de educarlos y ayudarles a formarse. Felicidades Juan Pablo, eres un ejemplo de constancia y superación.