Infección se “come” corazón de madre hispana

Doris Rodezno vivía conectada a un corazón mecánico que cargaba disimuladamente como una cartera.

“Esto lo tengo que usar todo el tiempo, va conectado con una incisión que tengo en mi lado de mi estómago”, explicó la madre durante una entrevista con Telemundo Área la Bahía la semana pasada, dos días antes de que su cuerpo se rindiera tras años de sufrir de una silenciosa enfermedad.

Y es que Rodezno no llegó a darse cuenta de la raíz de sus problemas cardíacos sino después de que un marcapaso que tenía hace unos 15 años literalmente explotó dentro de su pecho en 2016.

“El marcapaso explotó, sentí que se explotó [en] mi cuerpo todo en pedacitos”, dijo.

En video: auto se va contra madre hispana y sus hijitos

[TLMD - Bahia] Madre hispana describe terrible accidente en Napa

Fue entonces que doctores se dieron cuenta, tras una biopsia, que Rodezno padecía de una silenciosa y peligrosa enfermedad—  una revelación que llegó 46 años después de contagiarse.

“La infección estuvo en mi cuerpo todo ese tiempo y se comio practicamente mi corazon”, relató la mujer. “Yo tenía 6, 7 añitos me acuerdo bien, que estaba inflamada de un lado de mi cara”, agregó.

De niña, Rodezno fue picada por un chinche y se acuerda que su madre le dio unas pastillas, y por años no volvió a sentir algún síntoma relacionado.

El padecimiento, mejor conocido como enfermedad de Chagas, suele pasar desapercibido durante años, hasta que comienzan las complicaciones.  

“Lo más importante es tratarla cuando se den los síntomas iniciales de fiebres y escalofríos. Los que no reciben tratamiento pueden presentar síntomas cardíacos o digestivos más de 20 años después de la infección original”, explicó el doctor Shahid Siwdiqui, un médico cardiólogo.

Siwdiqui también advierte lo importante de no caminar descalzo y practicar buena higiene, especialmente durante viajes a Centro- y Suramérica donde la enfermedad es prevalente.

Rodezno fue entrevistada el pasado miércoles, en donde narraba sus planes de mudarse a Los Ángeles con su familia y así poder recibir un trasplante de corazón.

Durante la conversación, enfatizó la importancia de que padres conocieran de esta enfermedad y que no se conformaran con explicaciones imprecisas y vagas de parte de médicos.

“Hagan exámenes completos porque ahí puede estar una enfermedad escondida”, aseguró. “Pero si quiero vivir. Quiero disfrutar a mis hijos, quiero seguir viviendo”.

Rodezno falleció el pasado viernes tras años de sufrir de varios problemas de salud sin saber la causa.