Estados perderían fondos si hispanos no participan del Censo

Estados con gran población hispana como Texas pueden sufrir pérdidas millonarias en recursos federales, de hasta $1,400 millones anuales, si los hispanos no son contados en su totalidad en el Censo 2020 de EEUU, riesgo que “aún persiste”, según un estudio divulgado este miércoles por Child Trends.

Este centro de estudios analizó los fondos que dejarían de recibir los estados para desarrollar cinco programas federales clave que benefician a niños y familias, entre ellos Medicaid, si los hispanos son censados en cantidad “insuficiente”.

Child Trends señaló que el fallo favorable de la Corte Suprema de EEUU, que rechazó en junio pasado la inclusión de una polémica pregunta sobre ciudadanía que el gobierno quería incluir en el censo, no eliminó del todo el temor de los hispanos de participar en esa consulta demográfica.

El lunes pasado el gobierno del presidente Donald Trump puso en marcha la política de “carga pública” que busca rechazar la posibilidad de otorgar la residencia permanente a inmigrantes legales que accedan a programas de ayuda pública en el país.

Trump abandona la pregunta en el Censo 2020

[TLMD - NATL] Trump abandona la pregunta en el Censo 2020

Dana Thomson, coautora del estudio, dijo que “los esfuerzos para determinar el estado de ciudadanía han creado un miedo real en las comunidades hispanas e inmigrantes y la decisión de negar la asistencia pública basada en el estado de ciudadanía acrecienta este miedo”.

La experta en psicología del desarrollo precisó que la investigación muestra que “estas decisiones podrían tener consecuencias negativas no solo para las comunidades hispanas e inmigrantes, sino también para las comunidades estatales y locales de todo el país”.

Teniendo en cuenta tres posibles escenarios de conteo parcial de hispanos en el censo, la investigadora determinó que en “todos los estados” la pérdida anual promedio de fondos federales sería de $5 millones a $20 millones. 

El estudio detalla que Texas perdería entre $339 millones, si un 3% de los hispanos se quedan fuera de la cuenta y de $1,400 millones si los no contados fueran el 12%.

Corte Suprema bloquea pregunta sobre la ciudadanía

[TLMD - NATL] Corte Suprema bloquea pregunta sobre la ciudadanía

Esas cifras son de $139 millones a $555 millones en Florida, de $70 millones a $279 millones en Arizona, de $61 millones a $243 millones en Illinois, de $55 millones a $218 millones en Pensilvania y de $48 millones a $193 millones en Colorado.

Thomson dijo que “37 estados corren el riesgo de perder fondos federales para programas críticos para niños y familias como resultado de un bajo conteo de hispanos”.

Grupos a favor de los inmigrantes señalan que muchos latinos desconocen que la pregunta no será considerada en el censo del próximo año y temen que la fuerte política migratoria de Trump les induzca a quedarse al margen.

La Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (Naleo, en inglés) ha denunciado que el gobierno de Trump está poniendo trabas para que los hispanos no sean contados como forma de suprimir su poder electoral.

El director ejecutivo de Naleo, Arturo Vargas, ha dicho que el “miedo” de que las agencias federales compartan la información de los censados, especialmente de indocumentados, va a hacer que “millones” de latinos no sean contados.

El Censo, que proyecta que la población hispana en EEUU casi se duplicará a 109 millones en los próximos 40 años, se realiza cada 10 años y tiene múltiples propósitos, entre ellos políticos, como determinar el número de puestos en la Cámara de Representantes.

Según Child Trends, más de 300 programas federales asignan fondos con base en datos derivados del censo.

El grupo analizó para su estudio los programas Medicaid, el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP), los Título IV-E de Cuidado de Crianza y de Asistencia de Adopción y la Subvención en Bloque de Cuidado y Desarrollo Infantil (CCDBG), que representan casi la mitad de todos los fondos federales para los estados.

Calculó que la pérdida para los estados durante el período de 10 años entre el Censo 2020 y el Censo 2030 sería “considerable”. Es el caso de Texas, que puede dejar de recibir entre $3,400 millones y $14,000 millones, en un escenario de hispanos no censados en su totalidad.

“Los estados y el gobierno federal deben redoblar los esfuerzos en los próximos 6 meses para restablecer la confianza de las comunidades hispanas e inmigrantes en el censo y asegurarse de que el recuento sea lo más preciso posible”, manifestó Thomson.

Por otro lado, el análisis señala que el Medicaid para niños representa, por mucho, la mayor parte de fondos federales perdidos para los estados, esto es de $930 millones a $3,7000 millones dependiendo del escenario.