Emigrantes separados de sus hijos demandan al gobierno de Trump por negligencia y abuso

Según un comunicado de los abogados, los padres pasaron semanas sin saber el paradero de sus hijos y aseguraron sentirse “aterrorizados” por imaginar que nunca volverían a verlos.

Dos padres de dos familias migrantes guatemaltecas que en 2018 sufrieron separación de sus hijos en la frontera estadounidense interpusieron una demanda este viernes contra el Gobierno de Estados Unidos, en la que denuncian “crueldad” y malos tratos.

La demanda argumenta que, además del daño causado por la separación familiar, los dos niños, que no tienen parentesco entre sí y también son representados legalmente, declararon que sufrieron abuso mientras estaban bajo custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados ( ORR, en inglés), la agencia federal encargada de proteger a menores no acompañados.

Según un comunicado de los abogados, los padres pasaron semanas sin saber el paradero de sus hijos y aseguraron sentirse “aterrorizados” por imaginar que nunca volverían a verlos.

Además, indica la denuncia, los padres fueron presionados por autoridades migratorias para abandonar su derecho a solicitar asilo.

El medio The Hill indica que la demanda reclama 12 millones de dólares.

“Nunca soñé que Estados Unidos nos trataría a mi hijo y a mí de esta manera, vinimos buscando seguridad y nos enjaularon como animales”, dijo uno de los padres demandantes que prefirió ser identificado con las iniciales A.P.F.

“Nadie respondió a mis llamadas de ayuda cuando mi hijo se enfermó cada vez más, luego me lo quitaron y no tenía idea de lo que le estaba pasando, nadie merece esta crueldad “, agregó.

El otro padre demandante, identificado con las iniciales J.V.S., señaló que, durante más de 10 semanas, fue separado de su hija de 5 años, a quien se nombra con las letras H.Y.

“Fue el peor día de mi vida cuando me quitaron a mi hija, me obligaron a mirar mientras los funcionarios del Gobierno la alineaban con otros niños que fueron separados de sus padres en la ‘hielera’ sin saber si alguna vez la volvería a ver”, dijo.

El padre añadió que mientras su hija estuvo bajo custodia de ORR, fue sometida a diversas formas de abuso.

La “hielera” es una denominación de una instalación de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), llamada así por sus bajas temperaturas.