Desgarrador: abraza a expolicía que mató a su hermano

TEXAS – Tras escuchar el veredicto de la expolicía de Dallas Amber Guyger, encontrada culpable de homicidio, el hermano de Botham Jean se pronunció en la corte sobre el caso.

Sin embargo, nadie se esperaba que las palabras de Brandt Jean, hermano de Botham, conmovieran incluso a la jueza. En un mensaje muy emotivo le dijo lo siguiente a Guyger, donde al final, entre llanto, ambos se abrazaron:

“Yo no quiero decirlo doblemente, o por la vez número 100, lo que has o cuanto has arrebatado de nosotros. Creo que tú lo sabes, pero yo solo espero que vayas hacia Dios con todo y la culpabilidad y todas las malas cosas que has hecho en el pasado. Cada una de las que hayas hecho, puede ser que hayas hecho cosas que no se supone que debes de haber hecho. Si de verdad lo sientes, yo sé, yo puedo hablar por mí mismo: Te perdono y sé que, si vas con Dios y le preguntas, Él te va a perdonar. Y no creo que nadie lo puede decir, otra vez, lo estoy diciendo por mí, no por mi familia, pero te quiero como cualquier otra persona. No voy a decir que espero que mueras, tal y como murió mi hermano, pero yo personalmente quiero lo mejor para ti. Y no iba a decir esto frente a nadie o mi familia, pero ni siquiera quiero que tú vayas a la cárcel. Quiero lo mejor para ti porque sé que es exactamente lo que Botham hubiese querido para ti. Y lo mejor es que le des tu vida a Cristo. No voy a decir nada más, creo que darle tu vida a Cristo es lo mejor que puedes hacer. Otraz vez, te quiero como persona, no te deseo nada malo. No sé si es posible, pero ¿puedo darle un abrazo a ella, por favor? ¿por favor?”

Durante el abrazo, ambos lloraron, pero ahora el futuro de la expolicía será en prisión ya que fue sentenciada a 10 años, pero no le impusieron ninguna multa.

La jueza también se acercó a Guyger, con su biblia en la mano, la cual abrió, le señaló un versículo y le dijo que es por ahí donde ella tenía que comenzar, y que ese debería de ser su trabajo por los siguientes días: el entender la bíblia. Ella después continuó hablando con Guyger y la despidió con un abrazo.