Demócratas desafían a Trump y revisarán informe Mueller

WASHINGTON — El presidente Donald Trump dice que es un “caso cerrado”, pero los demócratas recién están comenzando con Robert Mueller.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han programado para esta semana una serie de audiencias sobre el informe del asesor especial a medida que intensifican su enfoque en la investigación de Rusia y aceleran el “camino” de investigación, según palabras de Nancy Pelosi, que algunos esperan conduzan a un juicio político del presidente.

Al hacer las audiencias, intentan atraer la atención del público sobre las acusaciones de que Trump intentó obstruir una investigación federal y quieren destacar los contactos de su campaña con Rusia en las elecciones de 2016. Y sentarán las bases para una aparición del propio Mueller, a pesar de que ha dicho que quiere evitar ser el centro de atención.

Las audiencias se centrarán en los dos temas principales del informe de Mueller: la obstrucción de la justicia y la interferencia electoral en Rusia.

Lo que dijo Mueller sobre el reporte y Trump

Lo que dijo Mueller sobre el reporte y Trump

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes planea cubrir el primer tema en una audiencia del lunes sobre “obstrucción presidencial y otros delitos”.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes tiene el miércoles la intención de revisar las implicaciones de contrainteligencia de la trama rusa. Mueller dijo que no había pruebas suficientes para establecer una conspiración entre la campaña de Trump y Rusia, pero dijo que no podía exonerar a Trump por obstrucción.

Adicionalmente, la Cámara de Representantes programó una votación el martes para autorizar los casos de desacato contra el Fiscal General William Barr y el exabogado de la Casa Blanca Donald McGahn por no cumplir con las citaciones de la Cámara controlada por los demócratas.

Barr desafió una citación para proporcionar una versión no redactada del informe de Mueller, junto con la evidencia subyacente. McGahn, a quien se hace referencia frecuentemente en el informe, ha desafiado las citaciones para proporcionar documentos y testificar ante el Comité Judicial de la Cámara.

Getty Images

El lenguaje en la resolución facilitaría a los presidentes de los comités llevar a la administración de Trump a los tribunales. Ellos podrían emprender acciones legales para imponer citaciones en el futuro sin el voto de toda la Cámara de Representantes, siempre y cuando cuenten con la aprobación de un grupo bipartidista de cinco personas donde los demócratas tienen la mayoría.

Con Trump prometiendo que “estamos luchando contra todas las citaciones”, los líderes demócratas quieren evitar los repetidos votos mínimos en las resoluciones de desacato que restan valor a su agenda legislativa.

La procesión de audiencias y votos en la próxima semana está diseñada en parte para aplacar a los demócratas ansiosos que han presionado a Pelosipara que inicie el proceso de juicio de inmediato. Pelosi hasta ahora ha rechazado esa opción, prefiriendo un enfoque más lento y metódico para investigar al presidente, incluidas las peleas y las audiencias judiciales.

Educar al público estadounidense sobre el contenido del informe Mueller es una prioridad para los demócratas, que creen que Trump y sus aliados han creado la impresión pública de que el informe dice que no hubo obstrucción de la justicia.

Trump ha hecho esa afirmación repetidamente, haciéndose eco del juicio de Barr de que no había pruebas suficientes en el informe para respaldar un cargo por obstrucción criminal. Mueller dijo en el informe que no podía exonerar a Trump en ese punto.