De costa a costa, comienza en caos la semana de viajes por Navidad

El fin de semana del año más intenso para los viajeros comenzó en caos en todo Estados Unidos.

En
Florida, inundaciones severas paralizaron el aeropuerto internacional de Fort
Lauderdale por varias horas.

En
Virginia, la Madre Naturaleza tampoco dio tregua: un choque masivo de casi 70
carros en una interestatal dejó más de 50 heridos, luego de que neblina pesada
y una capa de hielo cubrieran la vía en ese estado.

Mientras,
en el estado de Washington, un derrumbe severo obligó al servicio de tren
Amtrak a cancelar sus rutas.

En
el aeropuerto internacional de Sacramento, California, un apagón dejó a cientos
de pasajeros varados y numerosos vuelos cancelados.

Todo
esto ocurrió durante una de las épocas de mayor actividad de viajeros, en un
año que se espera, según el Gobierno, que rompa récord.

El
Gobierno calcula que solo entre diciembre y enero unas 42 millones de personas
habrían pasado por los puntos de seguridad de los aeropuertos del país.

Por eso, la Administración de Seguridad en el Transporte advirtió este lunes a quienes piensan montarse en un avión, que lleguen a los aeropuertos por lo menos dos horas antes de los vuelos, y se aseguren de no llevar líquidos y otras cosas no permitidas en el equipaje de mano, para evitar retrasos.

Se espera que este año el número de personas que opten por viajar por carretera también incremente en casi 4%, al igual que el número de pasajeros en tren, buses y cruceros.