“Contigo” vuelve a retirar 5.7 millones de botellas infantiles por riesgo de asfixia

El fabricante “Contigo USA” anunció un segundo retiro de 5.7 millones de botellas de agua para niños después de que se descubrió que la tapa de reemplazo suministrada durante el primer retiro en agosto representó un peligro de asfixia para los niños, según la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de EE. UU.

La compañía de botellas de agua recibió 427 informes sobre la separación de la boquilla de la tapa de reemplazo, con informes de 27 boquillas halladas en la boca de los niños, según el boletín de la CPSC. Las botellas afectadas tienen una base de boquilla negra y una tapa de boquilla negra, según la advertencia.

Como precaución, los funcionarios recomiendan que los padres dejen de usar las botellas de agua retiradas del mercado y las tapas de reemplazo de inmediato.

“Los consumidores que recibieron tapas de reemplazo en el retiro anterior deben comunicarse con Contigo para obtener la nueva botella de agua”, decía la advertencia. Las botellas impactadas se vendieron en tiendas minoristas grandes, como Costco, Walmart, Target, y en línea, desde abril de 2018 hasta el 7 de febrero de 2020 por entre $ 9 y $ 24.

Los padres deben comunicarse con Contigo al 888-262-0622 de 8 a.m. a 5 p.m. ET de lunes a viernes, o en línea en www.gocontigo.com/recall o www.gocontigo.com para obtener un reemplazo.

El retiro inicial se anunció en agosto pasado por un problema similar. En ese momento, la Comisión dijo que la boquilla de silicona transparente de la botella de agua puede desprenderse, lo que representaba un peligro de asfixia para los niños. Aproximadamente 5,7 millones de botellas fueron retiradas del mercado en los Estados Unidos. También se incluyeron 157,000 botellas adicionales en Canadá y 28,000 botellas en México.

Según la comisión, Contigo recibió inicialmente 149 informes de que la boquilla se separaba de la tapa antes del primer retiro. Dieciocho de esos informes incluyeron boquillas encontradas en la boca de los niños, pero no se informaron heridos ni muertes.