Autoridades: 14 de los evacuados del crucero dan positivo al coronavirus

TOKIO, Japón — Al menos 14 de los más de 300 ciudadanos estadounidenses que fueron repatriados este domingo tras estar bajo cuarentena en un crucero en Japón, dieron positivos al letal coronavirus (COVID-19), informó el Departamento de Estado.

En un comunicado de prensa, la agencia gubernamental informó que permitió permanecer en la aeranave y viajar a estos estadounidenses, que habían sido examinados hace unos dos o tres días.

“Estos individuos fueron trasladados de la manera más rápida y segura a un área de contención especializada en la aeronave de evacuación para aislarlos de acuerdo con los protocolos estándar”, agrega el departamento. “Durante los vuelos, estas personas continuarán estando aisladas de los otros pasajeros”.

Se reporta la primera muerte en en Europa por el coronavirus y Hawaii investiga una posible infección, aunque el número de casos en China baja levemente.

En el crucero Diamond Princess, que está atracado en Yokohama, una ciudad portuaria al suroeste de Tokio, había unos 380 estadounidenses. Por el momento, 355 pasajeros de unas 3,700 personas a bordo han dado positivo al nuevo virus.

Dos vuelos chárter llegaron a Japón para regresar a los turistas a Estados Unidos. Todos fueron sometidos a un chequeo médico antes de poder embarcar en el avión, según la embajada de Estados Unidos en Tokio.

Los repatriados serán trasladados a la Base Travis de la Fuerza Aérea en California, aunque algunos continuarán hasta la de Lackland, en Texas, explicó la embajada en una carta a los pasajeros y la tripulación publicada el sábado en internet. Allí serán sometidos a otra cuarentena obligatoria de 14 días.

“Si decide no regresar en este vuelo chárter, podría no poder regresar a Estados Unidos durante un tiempo”, advirtió la embajada en una carta entregada a los ciudadanos estadounidenses en el crucero.

El Diamond Princess fue declarado en cuarentena el pasado 3 de febrero con unas 3,700 personas a bordo entre pasajeros y tripulantes. Está previsto que la cuarentena termine el miércoles, por lo que la gente que esté sana podrá salir del barco.

Matthew Smith, uno de los pasajeros estadounidenses de crucero, que calificó de “zancadillas” la decisión del gobierno de Estados Unidos de ponerlos bajo otra cuarentena cuando regresen al país.

Ya son 175 los infectados en el crucero Diamond Princess, con más de 3,700 personas a bordo, que permanece en cuarentena en el puerto de Yokohama, en Japón. La cuarentena empezó el 3 de febrero y acabaría el 19 de febrero.

Smith dijo que tendrá que volver a empezar la cuarentena de 14 días de nuevo a pesar de que debía abandonar el barco la próxima semana.

“Está bien, esta es la cuestión: Mientras el plan de las autoridades de salud japonesas es dejar libres a todos los que seguimos sanos, ¿por qué quería interferir con eso aceptando la oferta de las autoridades estadounidenses de llevarnos de vuelta a (la base aérea de) Travis?”, escribió en Twitter.

No obstante, las autoridades permitieron en la víspera la salida de pasajeros de mayor edad y con complicaciones de salud que estaban en el crucero y que dieran un resultado negativo en las pruebas para saber si están infectados con el COVID-19.

Japón anunció este jueves que ha confirmado 44 contagios más a bordo del crucero en cuarentena en sus aguas y ha decidido autorizar el desembarco de ciertos mayores de 80 años y enfermos que den negativo para finalizar el aislamiento en tierra.

Todos ellos fueron trasladados a un centro educativo de la prefectura de Saitama, al norte de Tokio, donde tendrán que observar la cuarentena fijada, según informó el Gobierno nipón.

Asimismo, todos los infectados del nuevo coronavirus detectados en el barco fueron trasladados a centros médicos conforme se iban conociendo los resultados de los test, mientras que el resto de pasajeros debía permanecer a bordo hasta el fin de la cuarentena.

En el caso de los pasajeros estadounidenses y sus familias, el Ejecutivo nipón ha accedido a permitir su evacuación a petición de Washington, señalaron a NHK las fuentes gubernamentales niponas, que añadieron que aún se están ultimando los detalles para la repatriación.

Sin embargo, se desconoce el estado de salud de la abuela.

La evacuación de los estadounidenses, que había sido adelantada por medios de ese país, ha sido confirmada conforme se incrementaban las críticas contra la gestión del caso del Diamond Princess por parte de las autoridades niponas.

Expertos sanitarios han mostrado su desacuerdo con la decisión de Japón de mantener aislados a bordo a todos los pasajeros, donde es más probable que se contagien el virus unos a otros, en lugar de distribuirlos en centros sanitarios durante la cuarentena.

Algunos pasajeros, por su parte, han expresado sus quejas por la falta de medicamentos o por el deterioro de las condiciones sanitarias y de la limpieza a bordo, entre otras circunstancias, a través de mensajes colocados en el exterior de sus camarotes o desde las redes sociales.

El coronavirus sigue causando estragos en el mundo.

Mientras, continúan detectándose nuevos casos de contagio del COVID-19 en territorio nipón, los últimos de ellos sin conexión directa con la provincia china donde se produjo el brote, Hubei.

Los últimos tres contagios confirmados por el Ministerio nipón de Sanidad sitúan en 44 los infectados -sin contar los del Diamond Princess-, y afectan a personal médico o a sus familiares de un hospital de Wakayama (oeste de Japón), donde se registraron otros dos casos del nuevo coronavirus.

De entre los casos del nuevo coronavirus en Japón, por el momento sólo ha fallecido una mujer de unos ochenta años residente en la prefectura de Kanagawa (sur de Tokio)

Las parejas en los países más afectados deben recurrir a otras alternativas para celebrar.