5 Millonarios exitosos que no fueron a la universidad

Muchas personas creen que ir a la universidad y obtener un título es garantía del éxito; o, que no hacerlo, puede ser considerado como un fracaso absoluto.

Anteriormente, si estudiabas mucho y obtenías un buen título, tenías asegurada una vida estable y exitosa. Sin embargo, los tiempos han cambiado y esta vieja fórmula ya no funciona de la misma manera.

Si bien es cierto que la universidad puede brindarte conocimientos y herramientas útiles, también lo es que estos no son suficientes para desenvolverte con éxito en el mundo moderno.

A continuación, te compartimos las historias de cinco millonarios exitosos que crearon grandes empresas sin jamás haber ido a la universidad. Al final del artículo te dejamos nuestras reflexiones acerca de estas historias.

Historias de millonarios que nunca fueron a la universidad

1. Jhon D. Rockefeller

Llegó a ser dueño de la extracción, refinamiento, transporte y distribución de más del 90% del petróleo de Estados Unidos durante finales del siglo XIX y gran parte del siglo XX. Sus colegas y rivales lo consideraban como una persona muy hábil e inteligente, aunque abandonó sus estudios a los 16 años para convertirse en contador de una empresa de corredores y comerciantes en granos. Allí adquirió la experiencia que lo llevo a convertirse durante 3 años en contador de grandes firmas de Cleveland, la ciudad donde residía. Llegó a ganar $600 dólares anuales que, para aquella época, era una cantidad importante de dinero.

Un día le negaron un aumento de $200 dólares, así que decidió emprender su propia firma llamada Clark & Rockefeller, que, en su primer año, obtuvo $4.000 dólares en beneficios. Invirtió en el sector cafetero y posteriormente, a los 18 años, decidiría invertir en la industria del petróleo, donde hizo historia y llegaría a crear un imperio de proporciones colosales, que obligó al gobierno de estados unidos a implementar medidas anti-monopolio.

Se estima que consiguió una fortuna que actualmente sería de $340.000 millones de dólares.

2. Henry Ford

No fue el inventor del auto, ni tampoco inventó la cadena de producción en masa, pero si la modernizó, la masificó y la implementó de manera exitosa en su empresa; logrando así que la Ford Motor Company llevara el automóvil a las masas con su exitoso modelo T.

Al no poder ir a la universidad, comenzó a trabajar como relojero a los 15 años y posteriormente seria aprendiz de maquinista. Siempre estuvo fascinado por las maquinas. Trabajó realizando mantenimiento a las maquinas en la compañía Westinghouse y fue ingeniero en la compañía de Édison. Realizó experimentos con el dinero y experiencia que había obtenido en esas compañías. Fundó dos compañías que llevó a la bancarrota, pero que le permitieron aprender mucho sobre gestión y negocios. Llegó a convertirse en una de las personas más conocidas y ricas del mundo en el siglo XX y revoluciono la industria del automovilismo.

Se estima que logró amasar una fortuna que actualmente sería de $199.000 millones de dólares.

3. Walt Disney

Fue el fundador de la mayor compañía de medios de comunicación y entretenimiento del mundo en la actualidad. Ayudó a crear al famoso Mickey Mouse y diseñó dos de los más grandes parques temáticos del mundo. Nació en el seno de una familia campesina y durante su adolescencia quería participar en la primera guerra mundial, luego de que su hermano se enlistara en la marina. Así, abandonaría la posibilidad de ir a una universidad, para convertirse en conductor de ambulancias en la cruz roja. Al regresar, luego del fin de la guerra, trabajaría como caricaturista y fundaría diversas compañías donde experimentaría con animación. Trabajó incansablemente hasta crear el primer largometraje de animación que le permitió ganar un Oscar honorifico por tal innovación, materializando así su sueño de ser dibujante y director de cine.

Se estima que logró tener en vida una fortuna de $5.000 millones de dólares.

4. Amancio Ortega

Este exitoso empresario español, fue el fundador del grupo textil Inditex, del que hace parte la cadena de tiendas de ropa Zara. Llegó a superar en un par de ocasiones a Bill Gates cómo el hombre más rico del mundo según Forbes. Comenzó a trabajar como empleado en conocidas tiendas de ropa a los 14 años, tras terminar la secundaria. Trabajaría para distintas empresas hasta los 27 años, cuando fundó su primera empresa dedicada a la creación de albornoces que se distribuirían por toda Europa. A los 39 años, abrió su primera tienda Zara, donde vendía ropa para hombre, mujer y niño. Poco después, crearía una cadena de tiendas que se extendería por toda España y el mundo. Además de la industria textil, ha invertido en el negocio inmobiliario, financiero, es dueño de concesionarios de automóviles y ha gestionado diversos fondos de inversión.

Tiene actualmente una fortuna estimada de $70.750 millones de dólares.

5. Richard Branson

El creador de la conocida marca Virgin sufría de falta de concentración y dislexia, lo que le llevó a tener un mal rendimiento académico. A los 17 años, dejó sus estudios para fundar su primer negocio en Londres, que consistía en la venta de discos piratas o de saldo que adquiría en el canal de la mancha. Gracias al éxito del negocio, decidió montar una tienda de discos que vendía los productos más baratos y en un mejor estado que otras tiendas de descuentos o de segunda mano. Fue detenido por la venta de discos piratas, pero logró salir bajo fianza, aunque su madre tuvo que hipotecar su casa para pagarla. Previamente, había invertido las ganancias de la tienda en un estudio de grabación, llamado Virgin records. Produjo bandas de éxito como los Sex Pistols. Así, obtuvo suficiente dinero para fundar una aerolínea. Actualmente, su marca Virgin es dueña de 360 empresas que conforman el conocido Virgin Group, entre las que destacan una empresa de telefonía y una empresa dedicada a realizar viajes espaciales comerciales. En ningún momento su dislexia fue un problema o un motivo para sentir pena; todo lo contrario, logró apalancarse de dicha limitación para hacer que las políticas en sus negocios fueran muy sencillas.

Hoy en día disfruta de una fortuna de $5.100 millones de dólares según Forbes.

Reflexiones: ¿Se puede ser exitoso sin ir a la universidad?

Sin duda, todas estas historias son muy inspiradoras, pero queremos compartirte 3 reflexiones importantes acerca de ellas:

  • En primer lugar, cada uno de estos emprendedores nos deja absolutamente claro que, para tener éxito, más que un buen título, necesitas coraje, carácter, visión, disciplina y determinación.
  • En segundo lugar, debemos aclarar que, de la lista de las personas más ricas y exitosas del mundo según diferentes medios especializados, muchos son los que sí han asistido a la universidad. Así que, ir o no ir a la universidad, no necesariamente determina tu éxito empresarial y financiero.
  • Y, en tercer lugar, ten en cuenta que, aunque los emprendedores de esta lista jamás fueron a la universidad, no significa que no hayan sido aprendices constantes. Ellos desarrollaron por sus propios medios los conocimientos y habilidades que les permitieron construir grandes compañías; por lo que, no ir a la universidad no es sinónimo de dejar de aprender.

Cabe aclarar que, con este video, no queremos incentivarlos a que no asistan a la universidad o que abandonen sus estudios. Somos fieles creyentes de que una buena educación, es vital para cualquier emprendedor. Sin embargo, si por alguna razón no has podido acceder a una educación superior, estas historias pueden inspirarte a lograr el sueño de ser un gran empresario, siempre que trabajes con determinación e inteligencia por tus ideas.

Si conoces algún otro millonario que no haya pisado jamás una universidad, déjanoslo saber en los comentarios.