Venezolanos asisten a Misa en Honor a opositores rebeldes masacrados

Charlotte. Atendiendo a una convocatoria organizada por la activista Elvia Gordils, de la organización Resistencia Civil de Venezolanos en el Exterior, RECIVEX, se realizó en la Iglesia San Gabriel del Charlotte una misa en honor al Piloto Oscar Pérez y al grupo de jóvenes caídos en la llamada “Masacre de El Junquito”. Se trata de la más reciente acción militar, que dejó sin vida a un grupo rebelde que adversaba gobierno de Nicolás Maduro Moros, pese a que estos habían declarado su rendición.

Cabe destacar que las fuerzas militares del gobierno, después de haber destrozado a los perseguidos, se llevaron los cuerpos acribillados, los cremaron y enterraron sin permiso de sus familiares, para no dejar huellas de la atrocidad que cometieron contra: Daniel Enrique Soto Torres, Abraham Israel Agostini Agostini, José Alejandro Díaz Pimentel, Jairo Lugo Ramos, Abraham Lugo Ramos y Lisbeth Andreína Ramírez Mantilla. Esta última, según se dijo, estaba embarazada. El Foro Penal Venezolano tuvo acceso a las actas de defunción, y al parecer, seis tenían disparos en la cabeza. La iglesia católica calificó este hecho como “horrible masacre”

La iniciativa responde al llamado hecho por “Un Mundo Sin Mordaza”, organización internacional no gubernamental promotora y defensora de los derechos humanos con énfasis en la libertad de expresión.

La misa en español estuvo muy concurrida, tanto por feligresía venezolana, como por la comunidad hispana de Charlotte, y fue oficiada por el Párroco Gabriel Carvajal-Salazar, acompañado del Diácono de origen venezolano Alexander Vicent Martínez, proveniente de Raleigh, quien dirigió a los presentes unas alentadoras y emotivas palabras.

“La buena noticia es que el señor no nos abandona, quiere que Venezuela viva en libertad, y si nos ha puesto duras pruebas como está difícil situación que atraviesa la nación este momento, es para demostrar lo grande que somos. Venimos acá a pedirle a Jesús que nos libere de todos los espíritus inmundos que están destruyendo nuestra. El corazón del venezolano no sabe de rencores y odios, no somos así, somos alegres, y así debemos mantenernos. Por eso, es el momento para pedir que los gobernantes escuchen y reconozcan a Dios como su creador”, expresó el Diácono.

Por su parte, Elvia Gordilis, de RECIVEX, declaró a Mundo Latino, al concluir el emotivo servicio religioso, que se trata de una manifestación mundial, la cual debía tener eco en Charlotte. “Por las dificultades climáticas, decidimos hacer una Misa, para lo cual enviamos esta convocatoria por las redes sociales, correos electrónicos, y medios de comunicación a unos 2000 venezolanos que residen en Carolina del Norte”, declaró.

Related posts