Un poderoso mensaje de paz al mundo

Por Rodrigo Martínez

Los XXIII Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018 comenzaron con una ceremonia que intentó transmitir en todo momento un mensaje de paz, y que tuvo el desfile de la delegación de las dos Corea juntas bajo una misma bandera como punto más alto de emoción.
Ante 35 mil espectadores que colmaron la capacidad del estadio Olímpico especialmente armado para el evento, la ceremonia presentada con el nombre “Peace in Motion” (Paz en Movimiento) mostró imágenes de la cultura coreana, muchos bailes típicos y mucha armonía en los desplazamientos de los protagonistas del espectáculo.
El desfile conjunto de las dos Coreas abre una puerta a la esperanza después de años de mucha tensión. Una esperanza que quedó representada con la interpretación de la famosa canción Imagine, compuesta por John Lennon y convertida con el tiempo en un símbolo universal de la paz.
Otro hecho que nos llena de emoción y esperanza, relacionado con estas “Olimpiadas de la paz”, lo protagoniza Sarah Schleper, una estadounidense de casi 39 años que ha participado en cuatro Juegos Olímpicos de Invierno con su país de origen, y quien defiende en Pyeongchang 2018 los colores de México.
Schleper afronta su quinta participación en el evento, aunque esta vez representando a México, el país de su marido, Federico Gaxiola. Tras haber participado en los Juegos de 1998, 2002, 2006 y 2010 representando a Estados Unidos, en 2011 anunció su retirada. Pero tres años más tarde, en 2014, tomó la nacionalidad mexicana, y volvió a la competición, representando a su nueva tierra.
Una muestra más de que podemos salvar diferencias que parecen imposibles de superar. ¡El deporte vuelve a unirnos!

Related posts