Último sobreviviente de Parkland regresa a casa

Cuando un pistolero abrió fuego en la secundaria Marjory Stoneman Douglas High School el 14 de febrero, Anthony Borges, de origen venezolano, obstruyó la puerta de un aula con su cuerpo mientras intentaba proteger a sus compañeros de los tiros.

“En el pasillo, lo vi de frente y él me disparó”, relató Borges, de 15 años, acerca de la masacre ocurrida el día de San Valentín.

En el proceso, le dispararon cinco veces, pero sobrevivió.

Dos meses después de la masacre de Parkland y nueve cirugías más tarde, el joven de 15 años finalmente está de vuelta en casa. Él es el último superviviente del tiroteo que será dado de alta del hospital.

“Me siento bien”, dijo Borges a Kerry Sanders, del programa “Today” de NBC, en una entrevista exclusiva el miércoles.

A Borges le dispararon en las piernas tres veces y dos veces en los pulmones. Se tuvo que extirpar un tercio de su pulmón y una bala se acercó a su hígado.

Con su camiseta del FC Barcelona puesta, Borges habló sobre el tiroteo trágico que mató a 17 estudiantes y miembros del personal. El joven dice haber visto al pistolero disparar y, herido, se arrojó frente a la puerta de la clase.

“Creía que iba a morir”, le dijo Borges a Sanders.

Borges, un ex boy scout y voraz jugador de fútbol y fanático, ha sido proclamado como un héroe por proteger a 20 estudiantes dentro del salón. Sus compañeros lo han apodado “el verdadero Ironman”.

El padre de Anthony, Roger Borges, dice que no está sorprendido por las valientes acciones de su hijo.

“Esa es su personalidad”, dijo. “No cree que es [un héroe], pero lo es”.

Borges muestra un notable cambio físico a causa de la pérdida de peso desde los días en intensivo en el hospital.

“Los tratamientos son de regeneración, toma tiempo, pero Dios mediante, va a volver a la cancha”, expresó su papá en torno a su deseo de que Anthony vuelva a jugar fútbol.

Nikolas Cruz enfrenta un total de 34 cargos tras la masacre escolar.

Borges ha recibido cajas de cartas de parte de personas desconocidas en todo el país y en todo el mundo, incluido su país natal, Venezuela, en donde lo catalogan “luchador” y “campeón”.

Los médicos dicen que él estará bien. Sus padres dicen que solo han sido bendecidos porque su hijo está vivo.

“Rezo a Dios todas las noches por él”, dijo Carlos Rodríguez, un amigo de Borges y un estudiante de tercer año en la secundaria. “Espero que esta Navidad, podamos pasarla como lo hicimos el año pasado”.

El abogado de la familia Alex Arreaza ya presentó un intento de demandar a la secundaria, alegando que los sistemas para proteger a los estudiantes fallaron.

“No debería haber sucedido el 14 de febrero. No debería haber sucedido nunca, ni en mi escuela ni en ninguna otra escuela”, le dijo Rodríguez a Sanders.

Related posts