Trump pide esperar sobre la inmigración, pero Curbelo y Díaz-Balart no tienen mucho tiempo

Un día después que sus colegas republicanos demoraron una votación sobre un proyecto de ley negociado de inmigración que ellos ayudaron a redactar, los representantes federales miamenses Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo observaron al presidente Donald Trump socavar con un tuit sus esfuerzos por crear un camino a la ciudadanía para 1.8 millones de inmigrantes jóvenes conocidos como dreamers.

                                "Los republicanos deben dejar de perder el tiempo en inmigración hasta después que elijamos a más senadores y representantes en noviembre", tuiteó el presidente el viernes por la mañana.




                                Pero para entonces, Curbelo y Díaz-Balart pudieran haber pasado a la historia.




                                Los dos republicanos han sido figuras clave en las presiones a favor de una nueva política federal de inmigración, pero ambos enfrentan retos complicados de reelección en distritos fuertemente hispanos donde la inmigración sigue siendo un tema importante para los electores.

Los legisladores cubanoamericanos fueron parte de un grupo de una docena de congresistas que dedicaron el mes pasado a negociar un proyecto de ley de inmigración dado a conocer la semana pasada. Están alineados con el ala más conservadora de su partido y están dispuestos a aceptar ideas —como reducir el número de inmigrantes legales que se permite entran cada año al país y aprobar los $25,000 millones que ha pedido Trump para el muro en la frontera— a cambio de ayudar a los dreamers.

                                Pero los conservadores no se han mostrado dispuestos a votar por un proyecto de ley que ofrece un camino a un estatus legal —descrito por la derecha como una "amnistía"— a inmigrantes que vinieron sin autorización al país con sus padres cuando eran niños. Y después que parecían estar tan cercas de que se votara sobre la iniciativa el jueves, Díaz-Balart y Curbelo han visto sus avances retroceder en medio de la controversia sobre la separación de las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera.




                                “Estamos haciendo todo lo posible para asegurar que nuestros colegas sepan y entiendan lo que significa este proyecto de ley, dada su importancia", dijo Curbelo el viernes por la mañana, mostrándose optimista. "Muchos de nuestros colegas nunca han trabajado en política de inmigración y tienen muchas preguntas. Sobre el presidente, a final de cuentas lo importante es que firme el proyecto. Eso es crítico, considerando que nuestra meta es mejorar las leyes de inmigración, no solamente tener una votación”.




                                Lo ocurrido a finales de esta semana llega después de muchas maniobras de Curbelo y Díaz-Balart, parte de un grupo de legisladores que presionan por votaciones de procedimiento en la Cámara sobre varias iniciativas de inmigración. Pero cambiaron de postura y apoyaron un proyecto de ley negociado para parecía que iba ser sometido a votación el jueves, después que una iniciativa más conservadora fue rechazada, como se esperaba.




                                En su lugar, la pospusieron dos veces, la primera vez hasta el viernes, y entonces hasta la próxima semana, después que representantes republicanos se reunieron para discutir la iniciativa por la tarde. El rechazo de Trump a esos esfuerzos el viernes por la mañana complica la situación a los republicanos de Miami y los deja en una posición de menos probabilidades de poder mostrar en Miami un logro legislativo en momentos que sus retadores demócratas lo siguen criticando.




                                "Se acabó", dijo el representante conservador Mark Sanford a CNN el viernes. "Sin el apoyo del presidente, sin que el presidente apoye a los legisladores, no hay forma que vayan a arriesgarse".











                                Una fuente republicana en la Cámara dijo el viernes que aunque los líderes respaldaban las dos iniciativas, nunca hubo expectativas de que alguna pudiera aprobarse. Pero Díaz-Balart dijo en una entrevista el viernes por la tarde que siguen los esfuerzos para tratar de aprobar la ley en la Cámara, y posteriormente en el Senado. Díaz-Balart agregó que el proyecto de ley "no es para enviar un mensaje" y que participó en reuniones durante toda la noche y la mañana.




                                "Este asunto no va a desaparecer, no se va a solucionar por sí mismo, y francamente temo que la situación no va a mejorar", dijo Díaz-Balart, quien espera que se pueda ajustar la iniciativa de manera que se mantenga intacta y satisfaga a los republicanos escépticos. "En este momento no sabemos si vamos a poder lograrlo".




                                Curbelo y Díaz-Balart alegan que sus esfuerzos han colocado el tema de la inmigración de nuevo en la agenda, después que fue echado a un lado por los tribunales hace unos meses. Inicialmente, los 690,000 dreamers que se inscribieron en el programa DACA del presidente Barack Obama enfrentaban la deportación potencial después que Trump decidió cancelarlo el año pasado. Pero los tribunales decidieron demorar la decisión, lo que restó presión al Congreso para aprobar una solución legislativa.




                                En mayo, Curbelo y Díaz-Balart firmaron una petición que habría forzado cuatro votaciones sobre inmigración en la Cámara, incluidas dos iniciativas apoyadas por una minoría de republicanos y que tenía el apoyo de muchos demócratas. Cuando decidieron apoyar un proyecto de ley más conservador, sus retadores, Debbie Mucarsel-Powell y Mary Barzee Flores, aprovecharon para criticarlos.




                                El representante Alcee Hastings, demócrata por Miramar, dijo que Curbelo y Díaz-Balart debieron haberse mantenido firmes y tratado de conseguir que dos republicanos más firmaran la petición, en vez de negociar con los conservadores.

















                                "Pueden decir que hicieron el intento, pero no fue un intento lo suficientemente robusto", dijo Hastings.




                                Hastings agregó que se acercó a Curbelo en el pleno de la Cámara para decirle que cedió cuando la petición fracasó, y el ala más moderada del partido decidió que valía la pena tratar de aprobar un proyecto de ley con los conservadores. En respuesta, Hastings dijo que Curbelo le contestó que 'bueno, no pudimos conseguir los otros dos votos".




                                De cualquier manera, los dreamers no están más cerca de que el Congreso encuentre una solución a su estatus, y Curbelo y Díaz-Balart no tienen garantía de que se mantendrán en sus escaños para seguir la batalla después de las elecciones de noviembre. Trump perdió en el distrito de Curbelo, que abarca desde Miami hasta Cayo Hueso, por más de 16 puntos porcentuales, mientras que ganó el distrito de Díaz-Balart en Hialeah por 1.6 puntos porcentuales.




                                "Curbelo tiene una elección muy difícil, por lo tanto, va a tratar de no cometer ningún error ante su base", dijo Hastings. "Es un asunto puramente político, de cómo Mario y Curbelo perciben la situación política en sus territorios".




                                El tuit de Trump el viernes por la mañana, en que dejó entrever que los republicanos pueden ganar más escaños en las próximas elecciones legislativas de noviembre, es contrario a lo que muestra la historia: los partidos de gobierno por lo general pierden terreno durante las elecciones legislativas de mitad del período presidencial. Los republicanos están tratando de de mantener mayorías estrechas en el Congreso y Curbelo en particular es considerado uno de los legisladores más vulnerables.




                                "La gente puede olvidar lo que dijo el presidente, pero se van a acordar de cómo uno vota", dijo la representante miamense Ileana Ros-Lehtinen, quien se retira a fines de su período. "La inmigración es la silla eléctrica de la política para los republicanos".




                                <i>Kate Irby y Brian Murphy, redactores de McClatchy DC, contribuyeron con esta información.</i>




                                Alex Daugherty, 202-383-6049, @alextdaugherty






                    <p class="wpematico_credit"><small>Powered by <a href="http://www.wpematico.com" target="_blank">WPeMatico</a></small></p>

Related posts