Trump no cerraría el Gobierno por tranque sobre el muro

WASHINGTON – Los líderes republicanos y demócratas en el Senado comenzaron a negociar el martes después de que la Casa Blanca indicó que el presidente Donald Trump no quiere un cese de operaciones del gobierno federal derivado de su exigencia de 5,000 millones de dólares para un muro fronterizo con México.

Durante una reunión en el Capitolio, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, propuso dar 1,600 millones de dólares para una cerca fronteriza, como lo especifica una propuesta de ley bipartidista, y 1,000 millones de dólares adicionales que Trump podría utilizar en la frontera, según un asesor demócrata que no estaba autorizado para hablar de la reunión privada.

Los demócratas de inmediato rechazaron la propuesta. El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, llamó el martes a McConnell y dijo que los demócratas no aceptarían dar 1,000 millones de dólares en “fondos turbios” para el muro de Trump.

“Por el momento no hemos aceptado lo que han ofrecido”, dijo a la prensa Nancy Pelosi, la líder demócrata de la Cámara de Representantes.

Getty Images

La Casa Blanca dijo el martes que esperarían a ver qué aprueba el Senado. La secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders dijo que Trump entonces revisaría lo que elaboraron. Agregó que mientras tanto, Trump había pedido a los secretarios del gabinete que buscaran cualquier financiamiento que podría utilizarse potencialmente para seguridad fronteriza, un indicio de que la Casa Blanca buscaba una forma de eludir un estancamiento.

“Una vez que tomen una decisión y pongan algo sobre la mesa, tomaremos una determinación en si continuamos a corto o largo plazo en la ley de financiamiento”, dijo Sanders.

También rechazó los comentarios de Pelosi en los que cuestionaba la capacidad de la Casa Blanca de redestinar fondos para motivos fronterizos sin aprobación del Congreso, ya que: “Nunca utilizaría a Nancy Pelosi como autoridad legal en probablemente nada”.

La reunión entre los líderes legislativos, luego de la disposición de la Casa Blanca de dar marcha atrás a la exigencia de los 5,000 millones de dólares de Trump, fueron las primeras señales de un avance tras días de impasse conforme se acerca la fecha límite para el presupuesto.

Sin una resolución, el fin de semana podrían quedar cesantes o sin pago más de 800,000 empleados gubernamentales, interrumpiendo las operaciones gubernamentales días antes de la temporada navideña.

Related posts