Trump no bajará el tono de su retórica tras envío de explosivos

CHARLOTTE, Carolina del Norte – El presidente Donald Trump acusó el viernes a la prensa de tratar de “usar las acciones siniestras de un individuo para anotar puntos políticos” contra él, horas después de que la policía aprehendió a un firme simpatizante suyo por su presunta relación con los artefactos explosivos enviados a figuras demócratas y a la cadena CNN.

Mientras hacía campaña en Carolina del Norte para apoyar a candidatos republicanos, Trump volvió a su estilo de usar apodos para describir a sus contrincantes, aun cuando hizo un llamado para acabar con la “política de la destrucción personal”.

Poco después, se refirió a su oponente en las elecciones de 2016 como la “deshonesta Hillary Clinton”, lo que provocó que la audiencia respondiera: “Enciérrenla”.

Clinton fue una de las personas a las que le enviaron paquetes con explosivos esta semana, y ha sido blanco constante de las críticas de Trump.

“Ay, muchacho, van a reportar sobre ti esta noche”, dijo Trump en respuesta. La multitud volvió a gritar un conocido lema de sus mítines: “CNN es un asco”.

También tuvo palabras para la representante californiana Maxine Waters, quien de igual manera fue destinataria de un paquete con explosivos.

Trump había dicho a los reporteros cuando salió de Washington que no tenía intención de bajar el tono de su retórica. “En realidad podría subir el tono”, añadió. “Porque, como saben, la prensa ha sido extremadamente injusta conmigo y con el Partido Republicano”, indicó.

Related posts