Trump habla con supuestas “víctimas de inmigración ilegal”

El presidente Trump habló este viernes sobre el tema de la inmigración, junto a familias afectadas, en un evento de “Angel Families”.

El presidente Trump celebró un evento con padres que han perdido un hijo por un delito cometido por una persona indocumentada. El presidente dijo que estaban reunidos para escuchar directamente a las víctimas estadounidenses de la inmigración ilegal.

El presidente aseguró que estas familias no están separadas por un día o dos días, están permanentemente separadas, porque fueron asesinados por extranjeros ilegales y criminales; las familias que ignoran los medios, dijo Trump.

El presidente también dijo que en el 2016, más de 15,000 estadounidenses murieron por una sobredosis de heroína, y que más del 90 por ciento de la heroína proviene de la frontera sur.

Getty Images

Trump añadió que como resultado de las políticas de santuario de la ciudad en el año fiscal 2017, más de 8,000 criminales extranjeros, estaban bajo custodia policial y fueron liberados debido a leyes débiles. La ley más débil en el mundo. Débil en la historia del mundo, señaló Trump.

Trump llamó este viernes a los legisladores republicanos a “no perder el tiempo” con temas de inmigración hasta que se celebren las elecciones legislativas de noviembre y acusó a los demócratas de estar “jugando” con un problema que no les ha interesado en décadas.

“Los republicanos deberían dejar de perder el tiempo con (temas) de inmigración hasta que elijamos a más senadores y congresistas en noviembre. Los demócratas solo están jugando, no tienen intención de hacer nada para resolver este problema que tiene décadas de antigüedad”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario agregó que, “una vez que pase la Marea Roja”, en caso de que no se cumplan los pronósticos que apuntan a una probable mejora de los resultados de la oposición en los próximos comicios, los conservadores podrán aprobar “una gran legislación”.

Sin embargo, pese a los llamamientos de Trump, el “número dos” de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, aseguró hoy que el voto sobre inmigración se llevará a cabo la próxima semana.

“Presentaremos ese proyecto de ley ante el pleno”, dijo este viernes el congresista, refiriéndose a la legislación que ha sido pospuesta debido a la falta de apoyo entre las facciones enfrentadas del Partido Republicano.

Ese proyecto de ley abriría un camino a la ciudadanía para 1,8 millones de jóvenes indocumentados, conocidos como “soñadores”, prohibiría la separación familiar de los inmigrantes, dotaría de 25,000 millones de dólares la construcción del prometido muro con México de Trump y recortaría otras formas de inmigración legal.

El acuerdo, sin embargo, no es del agrado de algunos ultraconservadores, ni tampoco de los demócratas, quienes consideran inadmisible atentar contra el derecho a la reunificación familiar.

Estas afirmaciones se producen después de que en los últimos días quedara claro que los republicanos no cuentan con los votos necesarios, en ninguna de las dos cámaras del Congreso, para aprobar sendos proyectos de ley que, entre otras medidas, perseguían la obtención de fondos para la construcción del muro fronterizo.

Ante la imposibilidad de construir dicha valla, la actual Administración puso en marcha hace semanas una polémica política de “tolerancia cero” en las fronteras, que ha llevado a la separación de las familias inmigrantes que entraban al país desde México.

“Debemos mantenernos fuertes en la frontera sur. No podemos permitir que nuestro país se vea rebasado por inmigrantes ilegales mientras los demócratas cuentan sus hipócritas historias de tristeza y pena, con la esperanza de que les ayude en las elecciones”, justificó Trump hoy en otro tuit.

A pesar de este alegato, la oleada de críticas que le valió dicha medida, que llegaron incluso desde el seno de su propio partido y de miembros de su familia, el mandatario optó el miércoles por firmar un decreto con el que pretende poner fin a la separación familiar.

“Con (el expresidente Barack) Obama y con otros se vieron las mismas fotografías ¡y no hicieron nada al respecto!”, concluyó el presidente.

Related posts