Trump defiende a juez acusado de agresión sexual

WASHINGTON – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este martes que no considera que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) deba involucrarse en la investigación de supuesto abuso por parte de su nominado para juez del Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh.

“No creo que el FBI deba involucrarse porque ellos no quieren involucrarse. Si quisieran hacerlo, lo creería. Como decen, este no es precisamente su ámbito”, comentó el mandatario en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

Trump se refirió así a las recientes acusaciones contra Kavanaugh sobre un supuesto abuso sexual cometido en los años 80 y que amenaza con acabar con su candidatura para juez del Supremo.

El presidente reiteró que no ha hablado con el magistrado porque no ha querido, ya que sabía que alguien preguntaría si habían conversado sobre el tema: “Especialmente, creí que sería bueno no hacerlo”, aseguró.

Trump incidió en que Kavanaugh “lo hará muy bien” y que apoya “totalmente” a su candidato, pero que cree que es necesario escuchar a las dos partes pese a que eso suponga un retraso en el proceso de confirmación.

“Creo que (el Congreso) debería completar el proceso (de examen de las acusaciones), porque no debería ver ni una pizca de duda, no debería haber dudas” sobre la integridad de Kavanaugh, dijo Trump en una rueda de prensa junto a su homólogo polaco, Andrzej Duda.

“Me siento tan mal por él, porque tenga que pasar por esto… Este no es un hombre que merezca esto. Honestamente, me siento terrible por él, por su esposa, que es una mujer increíble, y sus preciosas hijas”, subrayó Trump.

La controversia surgió a partir de una carta remitida a la oposición demócrata por parte de la supuesta víctima, Christine Blasey Ford, en la que contaba que hace 36 años Kavanaugh trató de sobrepasarse con ella mientras estaba borracho en una fiesta.

Los demócratas enviaron esta carta posteriormente al FBI para que estudiara el caso.

Ayer mismo, el FBI se pronunció y comunicó que ha enviado la carta a la Casa Blanca en virtud de un acuerdo entre ambos organismos para compartir información sobre investigaciones que afecten a nominados por el presidente para cargos.

“La acusación no implica ningún crimen federal. El papel del FBI en tales asuntos es proporcionar información para el uso de los que toman decisiones”, afirmó en un comunicado el cuerpo, al que los demócratas habían pedido unas pesquisas detalladas al respecto.

El próximo lunes, Kavanaugh y su supuesta víctima están citados en una audiencia pública ante el Senado para tratar el tema.

Related posts