Trump da un giro y ahora cuestiona al regimen saudita

El presidente Donald Trump criticó el martes a sus aliados en Arabia Saudita al considerar que orquestaron un “encubrimiento” de la muerte del periodista saudita Jamal Khashoggi y que la operación fue “un completo fiasco”.

“Su concepto original fue muy malo, lo pusieron en práctica muy mal y el encubrimiento fue el peor en la historia de los encubrimientos”, dijo Trump en declaraciones a los periodistas en el Despacho Oval.

“Quien pensara en esa idea creo que está en muchos apuros, y debería estarlo”, añadió el mandatario, en referencia al presunto plan para asesinar a Khashoggi.

Con anterioridad, Trump se había mostrado muy cauto a la hora de cuestionar al régimen saudita. Había dicho que no había que apresurarse en condenar al régimen mientras resaltaba las buenas relaciones con el poderoso país.

Pompeo se reúne con Mohammed bin Salman

Pompeo se reúne con Mohammed bin Salman

El martes, durante una reunión posterior con líderes militares de EEUU, Trump insistió en que “nada de lo que han hecho” los saudíes en esa operación “ha ido bien”. “Yo diría que fue un completo fiasco desde el primer día”, subrayó.

Preguntado por qué consideraba un fiasco, si el presunto plan para asesinar a Khashoggi o su infructuoso encubrimiento, Trump respondió que los sauditas “nunca debieron pensar” sobre la posibilidad de deshacerse del periodista.

Getty Images

“Una vez que pensaron en ello, todo lo demás que hicieron también estuvo mal (…). Nunca debió haber una ejecución (del plan) ni un encubrimiento, porque nunca debió haber sucedido”, recalcó.

Trump añadió que el lunesr habló por teléfono de nuevo con el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, y este le dijo rotundamente “que no tuvo nada que ver con esto, que se hizo a un nivel inferior”.

Trump aseguró que muchos líderes de países influyentes están enfadados por el asesinato del periodista, y destacó: “Nadie lo está más que yo”.

También recordó que la directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Gina Haspel, viajó esta semana a Turquía para obtener más detalles sobre el caso de Khashoggi, y Trump confió en recibir mañana más información al respecto.

Khashoggi, un periodista crítico con Riad que vivía en Washington, fue asesinado el 2 de octubre, cuando acudió al consulado saudita en Estambul para recoger unos documentos que necesitaba para poder casarse con su prometida turca.

Related posts