Tenía herida en uña enterrada y termina con amputación

El inmigrante Raúl Reyes, quien vive en Houston, Texas, no encuentra explicación para la tragedia que vive.

Pensó que tenía una ampolla en su pie derecho, pero terminó amputado porque contrajo la peligrosa bacteria come carne.

Raúl no sabe cómo contrajo la mortal infección. Sólo recuerda que tenía una herida por una uña enterrada.

El tejido de la piel de Raúl comenzó a ponerse negro, y un día después terminó siendo operado.

TELEMUNDO LOCAL

Según el especialista y cirujano, Marcus Hoffman, el tejido estaba muerto, la bacteria ya había llegado a los músculos del pie.

El doctor no sabe dónde Raul pudo haber contraído la bacteria, pero dijo que las víctimas son usualmente personas con bajas defensas, por padecimiento de diabetes o lupus.

El doctor también asegura que no es una epidemia, pero que de 700 a más de mil casos se reportan por año.

Raúl Reyes no tiene seguro médico, se desplaza en muletas, y su familia lucha por recaudar fondos para una prótesis que puede costar más de $10,000.

Shuttertstock

Los médicos aseguran que la bacteria ya no está en el cuerpo e Raúl, pero siguen vigilando de cerca este caso. 

Related posts