Stormy Daniels demanda a su exabogado

LOS ÁNGELES – La actriz de cine porno Stormy Daniels denunció el miércoles a su exabogado Keith Davidson por conspirar en su contra junto a Michael Cohen, abogado personal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Davidson y Cohen aparecen como acusados en la demanda presentada en la Corte Superior de California y en la que Stephanie Clifford, el nombre real de Stormy Daniels, asegura que los dos letrados son cómplices para actuar en beneficio de Trump a la hora de silenciar una presunta y antigua relación sentimental entre el mandatario y ella.

Stormy Daniels defiende que tuvo una aventura con Trump en 2006, cuando el magnate ya estaba casado con Melania Trump.

El presidente reconoció en mayo que había reembolsado a Cohen los 130,000 dólares que éste entregó a Daniels en octubre de 2016, en la recta final de las elecciones, para enterrar cualquier historia sobre este tema, ya que la imagen del aspirante republicano estaba muy dañada por comentarios sexistas y acusaciones de acoso.

@FLOTUS via Twitter

Este pago podría haber violado las leyes sobre financiación electoral, al considerarse que tenía como objetivo preservar una buena imagen de Trump como candidato.

El escándalo continuó el miércoles con la denuncia de Stormy Daniels, que presentó ante los tribunales los mensajes de texto que Davidson intercambió con Cohen en enero de este año y en los que, en opinión de la actriz, se demuestra que el abogado no cumplió con sus obligaciones profesionales de defenderla.

“El claro propósito de este intercambio entre los acusados fue confabularse y organizar una aparición en los medios de Clifford no para su beneficio o para asegurarse de que Clifford honradamente contara su versión de esta historia, sino para que Clifford diera una falsa entrevista y mintiera al pueblo estadounidense para servir a los intereses de Trump y Cohen”, se afirma en la denuncia.

El objetivo de la estrategia conjunta de los abogados era llevarla a un programa de la cadena Fox para que negara la relación que tuvo con Trump, que había sido develada en 2011 en una entrevista con la revista In Touch.

Getty Images

En la demanda se sostiene asimismo que Davidson alertó a Cohen en febrero de que su entonces todavía clienta estaba pensando en cambiar de abogado y de que pretendía hablar en público de su relación con Trump.

“Davidson abdicó de su papel como abogado y fiduciario de su clienta Clifford y, en su lugar, eligió ser la marioneta de Cohen y Trump para poder promover sus intereses a costa de los de Clifford”, se indica en la demanda.

Related posts