Sin apoyo suficiente Congreso aplaza voto sobre inmigración

Una votación clave sobre la reforma migratoria se pospuso el jueves en el Congreso de EE.UU., cuando los republicanos no consiguieron suficiente apoyo para la legislación que abordaría el tema de la separación familiar.

Primero, una propuesta de línea dura fue derrotada, como se esperaba, por 193 votos contra 231.

Luego, la votación de un proyecto de ley de compromiso entre las alas duras y moderadas del partido se retrasó al menos hasta el viernes, según un asistente de la Cámara.

El presidente de la Cámara, Paul Ryan, dijo a los legisladores que el liderazgo podría agregar un mandato sobre verificación electrónica, E-Verify, un sistema en línea que permite a los empleadores confirmar la elegibilidad de los empleados para trabajar en Estados Unidos, y otras condiciones solicitadas por legisladores de estados rurales.

El anuncio de Ryan se produjo al final de una reunión de dos horas a puertas cerradas de la mayoría republicana. Ryan, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (republicano por California) y el líder de la mayoría Steve Scalise (republicano por Luisiana), convocaron la reunión para revisar el proyecto de ley luego de las quejas del House Freedom Caucus y otros grupos de inmigración.

El drama legislativo se produjo un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara una orden ejecutiva para poner fin a la práctica de dividir a las familias migrantes después de que cruzaran a Estados Unidos desde México.

“Queremos unirlos”

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que ordenó a las agencias federales que reunieran a las familias inmigrantes separadas luego de cruzar ilegalmente el país desde México.

“Queremos unirlos”, dijo Trump durante una reunión del gabinete el jueves, mientras la primera dama, Melania Trump, visitaba un centro de detención para niños migrantes en McAllen, Texas.

La primera dama de EE.UU., Melania Trump, durante una visita sorpresa a un Centro de detención de niños migrantes en McAllen, Texas. Junio 21 de 2018.

La primera dama de EE.UU., Melania Trump, durante una visita sorpresa a un Centro de detención de niños migrantes en McAllen, Texas. Junio 21 de 2018.

Más de 2.000 niños han sido detenidos separadamente de sus padres desde abril. La indignación pública por las imágenes de jóvenes sentados en jaulas y el audio de los niños que lloraban, publicados en todo el mundo la semana pasada, impulsaron a Trump a firmar una orden ejecutiva para detener las separaciones de los migrantes adultos y niños en la frontera.

Pero cómo los funcionarios manejarán los casos legales de inmigrantes sigue sin estar claro. Un reportero de VOA en una audiencia en la corte de inmigración en Brownsville, Texas, dijo el jueves por la mañana que los fiscales habían retirado los cargos de delitos menores contra 17 inmigrantes. Pero el Departamento de Justicia más tarde insistió en que no está retirando los cargos contra los inmigrantes detenidos.

Los abogados del Departamento de Justicia preguntaron el jueves a un juez federal de California por un fallo de emergencia que les permitiría detener a menores con sus tutores legales hasta que se resuelvan sus casos de inmigración. Las autoridades ahora solo pueden mantener a las familias detenidas por inmigración durante 20 días. En promedio, los casos actuales tardan 721 días en resolverse.

Esto sería “una señal aún más clara de que el propósito de llevar a cabo estos enjuiciamientos es separar a los padres de los niños y no hacer cumplir la ley”, dijo David Bier, analista de política de inmigración en el libertario Instituto Cato, a VOA.

La política de la administración Trump ha exigido que cualquier persona que cruce la frontera de forma ilegal se enfrente a cargos penales. “Si sigue siendo cierto que algunos de estos casos o muchos de ellos son desestimados por los tribunales, ese debería ser el final de la política”, agregó Bier.

El presidente, durante la reunión del gabinete del jueves, volvió a hablar de lo que él considera las peores leyes de inmigración del mundo.

“Todo el mundo se está riendo de nosotros y lo ha hecho durante años”, dijo Trump. El presidente explicó que lo que había firmado el día anterior era “una buena orden ejecutiva, pero es limitada sin importar cómo la corte”, lo que exige una acción legislativa rápida.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, durante una reunión de gabinete en la Casa Blanca. Junio 21, 2018.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, durante una reunión de gabinete en la Casa Blanca. Junio 21, 2018.

“La única solución real es unirse para cerrar las lagunas de captura y liberación”, dijo Trump. “Si no cerramos esas lagunas, no hay una cantidad de dinero que pueda resolver esta crisis”.

“Tengo ideas. Tienen ideas. Podemos unirlas tan fácilmente”, dijo Trump, añadiendo que estaba listo para recibir a los principales demócratas en Capitol Hill, el senador Chuck Schumer y la representante Nancy Pelosi inmediatamente después de su reunión en el gabinete.

El presidente, en su discurso a los reporteros, resumió la situación general: “Necesitamos votos de los demócratas o nada puede pasar”.

Bases militares albergarán niños migrantes.

El Departamento de Defensa albergará hasta 20,000 niños migrantes no acompañados en bases militares en los próximos meses, dijo el jueves un funcionario del Pentágono, el último giro en la crisis de inmigración de la administración Trump.

El acuerdo se produce después de que el Departamento de Salud y Servicios Humanos realizara la solicitud.

El teniente coronel del Ejército, Jamie Davis, un portavoz militar, dijo el jueves que el Pentágono lo apoyará.

En una notificación a los legisladores, el Pentágono dijo el miércoles por la noche que los oficiales de HHS preguntaron si se podrían proporcionar camas para niños en instalaciones militares “para ocupación desde julio hasta el 31 de diciembre de 2018”.

Powered by WPeMatico

Related posts