Rosanny Crumpton: Un viaje hacia el reencuentro familiar hecho poema

Por Yumara Chirino

Charlotte. Rosanny Crumpton, nació en la ciudad de Colón – Panamá, y en 1990, cuando tenía 7 años, vino con su mamá a EE.UU. para vivir en Nueva York, y posteriormente en un pueblo de Pensilvania, antes de mudarse a Charlotte.

“En el año 2001, fui aceptada en la universidad en Charlotte, y por eso nos mudamos a esta ciudad, donde tengo mis raíces, me casé, tengo negocios junto con mi esposo, y llevo trabajando en la misma empresa por 12 años”, nos contó Crumpton.

Esta joven y exitosa profesional, orgullo de la comunidad latina, es la protagonista de nuestra sección Personalidades de esta edición. Además de todos sus méritos y su gran calidad humana, Rosy ha resultado ser también escritora, tras lanzar este año su primer libro titulado: “Todo lo que dejé sin decir. El viaje de una latina hacia la verdad”.

La vida de Crumpton ha sido muy intensa y especial. Nos contó que el año 2005 se graduó de la universidad, en Psicología y estudios Familiares. Realizó inmediatamente varias aplicaciones de trabajo en empresas. Sin embargo, coincidió con la temporada en la que el huracán Catrina hizo estragos en varios estados, y sin pensarlo dos veces, se fue al golfo con la Cruz Roja. “Pero al llegar a Charlotte, me encuentro con que me llamaron de varias empresas, y entonces acepto el cargo de la que ha sido mi casa por 12 años. Me he desempeñado hasta la fecha en varios cargos”, explica Crumpton.

“Nuestra agencia ofrece servicios a niños y adultos con discapacidades mentales o de desarrollo. En la actualidad, soy Directora de Calidad de Servicios, y superviso los programas y políticas de la compañía, atiendo quejas, sigo los cambios del Estado, y soy especialista de diversidad” nos relató Rosy, quien es la fundadora del “Culture Club”, que se reúne cada mes, para que las personas se integren.

Un viaje hacia la verdad…

El padre biológico de Rosy se quedó en Panamá y ella perdió todo contacto con él y su nueva familia. “Cuando nos mudamos a EE.UU., mi mamá se volvió a casar, y perdí vinculación con mi papá en Panamá, del año 90 al 2010 nunca lo llamé. En ese año yo decidí que lo buscaría por internet, y encontré a un niño con el mismo nombre. Le escribí un mensaje muy general, diciéndole quién era yo y que creía que podíamos ser familia”, nos dijo.

Al pasar 2 semanas el chico le respondió, y le dijo que era su hermano. Seis meses después Rosy fue a Panamá tras 20 años, donde conoció a 3 hermanos y se reencontró con su padre. Cuando regresó a Charlotte decidió escribir esa historia, pero como una novela de ficción.

“El año pasado terminé el libro y en mayo de 2017 firmé el contrato con la editorial. El próximo 13 de enero realizaré un pequeño evento para el bautizo del libro. Los detalles estarán en mi página web http://www.rosycrumpton.com”, finalizó Rosanny Crumpton.

Related posts