Revive la polémica de Kavanaugh con petición de republicanos

Los republicanos solicitaron este jueves al fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, que investigue si son falsas las acusaciones de una mujer contra el juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh por supuestos abusos sexuales, que se hicieron públicas durante el proceso de confirmación del magistrado.

El jefe del Comité Judicial del Senado, el conservador Chuck Grassley, envió una carta a Sessions y al director del FBI, Christopher Wray, en la que les pidió que lleven a cabo averiguaciones al respecto, ya que observa contradicciones que podrían implicar falsos testimonios.

El caso en concreto es el de Julie Swetnick, quien alegó que Kavanaugh participaba de forma recurrente en prácticas de violaciones en grupo en su juventud.

La defensa legal de Swetnick estuvo encabezada por el abogado Michael Avenatti, quien se ha convertido en azote del presidente estadounidense, Donald Trump, con métodos poco convencionales. Este letrado también fue nombrado en la misiva de Grassley.

Getty Images

“Escribo para referir al señor Michael Avenatti y la señora Julie Swetnick para una investigación (…) por declaraciones sustancialmente falsas que hicieron al comité durante el curso de la investigación del comité (sobre las alegaciones contra Kavanaugh)”, señaló Grassley.

El senador republicano comentó que los testimonios jurados enviados al comité se contradicen con declaraciones públicas de Avenatti.

Kavanaugh fue confirmado por el Senado -con leve mayoría republicana de 51-49- el pasado 6 de octubre cuando pesaban sobre él varias acusaciones de abusos sexuales supuestamente cometidos durante su juventud.

En total, tres mujeres alegaron públicamente que el ahora magistrado del Supremo había abusado de ellas.

Una de las acusadoras de Kavanaugh, Christine Blasey Ford, acudió al Senado para narrar su versión de los hechos, presuntamente acontecidos en 1982.

Las alegaciones contra Kavanaugh fueron investigadas por el FBI, cuyo informe final sobre el caso fue considerado insuficiente por los demócratas, mientras que los republicanos lo vieron como una confirmación de la valía del candidato.

Related posts