Repunta el comercio en AL y el Caribe

América Latina (AL) y el Caribe dejaron atrás la mayor desaceleración comercial en la historia reciente en la primera mitad de este año, con un aumento de 13.2% en sus exportaciones después de una contracción de 3.3% en 2016, se explica en un nuevo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

¿A destapar la champaña? Todavía no. La reluciente cifra oculta el hecho de que Latinoamérica se queda a la zaga del resto del mundo y sufre de una creciente falta de competitividad, dijo el banco en su Monitor de comercio e integración 2017.

Primero las buenas noticias. Después de 25 meses de contracción ininterrumpida, las exportaciones de bienes de AL y el Caribe aumentaron, al igual que las exportaciones de servicios que subieron 9.7%. La tendencia fue más marcada en Sudamérica, donde las exportaciones aumentaron 16.1%. En el Caribe lograron crecer 17.9%. “Gran parte de esto se debe al aumento en el precio de las materias primas”, dijo a FastFT Paolo Giordano, economista principal de Sector de Comercio e Integración del BID y editor del informe.

México logró un aumento de 10.4% en sus exportaciones en la primera mitad impulsado por los temores sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que batalla por actualizar junto con Estados Unidos (EU) y Canadá. “Lo que se ve es muy diferente al resto de AL… al anticiparse a los cambios en la política comercial de EU. Parece que las compañías movieron antes sus inventarios hacia EU”, dijo. Gran parte de eso fue de fabricación. “Es difícil decir si continuará, pero ese fue un movimiento inusual para la época del año”, agregó el economista del BID.

Pero la mala noticia para la región es que, a pesar del crecimiento, AL se quedó atrás. Entre 2010 y 2015, a raíz de la crisis financiera mundial, las exportaciones regionales subieron 2.5%, mientras que el comercio global aumentó 4.1%. Eso se traduce en una pérdida de 14,300 millones de dólares (mdd) para la región.

La pérdida de participación de mercado no solo fue a causa de la cantidad limitada de materias primas de exportación de la región, sino a la reducción de la competitividad.

Algo interesante es que México fue el único país en la región que logró aumentar significativamente su participación de mercado, un 30.4%, lo que representó casi 40% del total de las exportaciones regionales en 2015.

“Más allá de la recuperación, AL y el Caribe se enfrentan a un escenario comercial que es considerablemente menos favorable que antes de la crisis financiera global. La región necesita una nueva generación de políticas de integración internacional. Se trata de aumentar la competitividad, recuperar la participación mundial y aprovechar al máximo las oportunidades que vienen con las tecnologías disruptivas como el comercio electrónico”, dijo Giordano.

Una de esas grandes perspectivas es el comercio electrónico, que todavía es pequeño en la región, pero crece con rapidez. Las ventas de empresa a empresa crecieron un cuarto en 2015 en comparación con 2014. Brasil, Argentina y México, las tres principales economías de la región, concentran 70% del e-Commerce.

Powered by WPeMatico

Related posts