Republicanos se movilizan para ayudar a los dreamers

Varios legisladores republicanos que tienen posiciones moderadas sobre la inmigración desafiaron a sus dirigentes y tomaron medidas el miércoles para obligar a la Cámara de Representantes a votar sobre el asunto, y un dirigente del grupo dijo que cuentan con el apoyo suficiente para lograrlo.

Las acciones indican que la alicaída campaña del Congreso para ayudar a los jóvenes inmigrantes denominados “dreamers” podría tomar un segundo aire en el periodo previo a las elecciones de noviembre por el control del Congreso.

Ello podría provocar dolores de cabeza para los dirigentes del Partido Republicano, el cual está dividido entre los que apoyan las duras posturas del presidente Donald Trump sobre la cuestión y los republicanos más pragmáticos.

Los legisladores quieren que la Cámara de Representantes vote en junio cuatro proyectos de ley, entre ellos un acuerdo bipartidista, una propuesta conservadora y un plan liberal. Muchos de los congresistas enfrentan campañas de reelección potencialmente reñidas en noviembre en distritos con grandes cantidades de electores hispanos, suburbanos o de la industria agrícola con posturas a favor de los inmigrantes.

Getty Images

“Pensamos que es muy importante que eso suceda ahora y estamos dispuestos a impulsar esa votación”, dijo el representante Jeff Denham, de California, quien es uno de los principales promotores de la votación.

Denham y otro dirigente del grupo, el representante Carlos Curbelo, de Florida, se reunieron con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, de Wisconsin, quien se ha opuesto a su labor.

“El presidente (de la cámara) es una persona muy respetuosa”, indicó Curbelo. “Simplemente nos dijo que él no piensa que esta sea la mejor forma de proceder”.

A principios del año, un par de proyectos de ley enfocados en proteger a los jóvenes inmigrantes y en reforzar la seguridad en la frontera fueron frenados en el Senado, incluido uno apoyado por el presidente Trump. Las medidas no fueron sometidas a votación en la Cámara Baja.

Ambos partidos parecen estar listos para convertir la disputa en un tema de campaña: Los demócratas acusan a los candidatos del Partido Republicano de estar en contra de los inmigrantes y los republicanos tachan a los demócratas de ser indulgentes sobre la inmigración ilegal.

Sin embargo, los republicanos moderados en cuestiones de inmigración, preocupados por quedar vulnerables políticamente si la Cámara de Representantes abandona el tema, han seguido presionando a los dirigentes para que voten y el miércoles parecían tener el ímpetu a su favor.

Un grupo de ellos llenó una petición que obligaría a votar cuatro medidas de inmigración si obtienen las firmas de 218 miembros de la Cámara de Representantes, una mayoría del pleno de la cámara.

De las cuatro medidas, el acuerdo bipartidista es considerado el que más probabilidades tiene de prevalecer.

Ryan ha tratado en vano de reunir apoyo para la alternativa más conservadora y ha dicho que no quiere que se vote sobre proyectos de inmigración que el presidente Donald Trump no promulgará.

Para el miércoles por la tarde, 17 republicanos habían firmado y se esperaba que prácticamente todos los 193 demócratas añadieran sus nombres. Los auspiciantes necesitan obtener 218 votos para imponerse.

Denham comentó que le dijo a Ryan que tenía el apoyo que necesita. Bajo el reglamento de la Cámara de Representantes, lo más pronto que el recinto votaría la propuesta del grupo sería a fines de junio.

Cuando fue cuestionada por la labor de los moderados, la vocera de Ryan, AshLee Strong, respondió que “seguimos trabajando con nuestros miembros en busca de una solución que pueda obtener la aprobación de la cámara y la promulgación del presidente”.

Related posts