Republicana gana última banca en juego en el Senado

La senadora Cindy Hyde-Smith ganó el martes el último escaño en juego en el Senado de Estados Unidos en una polémica segunda vuelta en Mississippi con la que los republicanos ampliaron su ventaja sobre los demócratas en esta cámara a 53-47.

Con el 95.1 % de los precintos escrutados, Hyde-Smith obtuvo el 54.3 % de los votos, mientras que su rival demócrata, Mike Espy, logró el 46.7 %.

La segunda vuelta del martes en Mississippi se celebró después de que ningún candidato alcanzase el 50 % de los votos el pasado día 6, fecha de las elecciones legislativas en Estados Unidos.

Ese día, Hyde-Smith obtuvo el 41.5 % y Espy un 40.6 %, mientras que otro republicano, Chris McDaniel, se hizo con el 16.5 %.

La elección del martes estuvo marcada por unas declaraciones de Hyde-Smith durante la campaña en las que parecía aprobar los linchamientos de ciudadanos de raza negra, palabras por las que se tuvo que disculpar.

“Si me invitara usted a un ahorcamiento público, estaría en primera fila”, dijo.

Las palabras de Hyde-Smith hicieron temer a los republicanos que se repitiera lo sucedido hace unos meses en Alabama, donde su extravagante candidato perdió frente al demócrata en un estado, como Mississippi, profundamente conservador.

Ese temor llevó al presidente Donald Trump a dedicar la jornada del lunes a mítines en apoyo a Hyde-Smith en Misisipi, que finalmente eligió hoy a la republicana con un margen mayor del esperado.

Con este último escaño en juego, los republicanos aumentaron de 51-49 a 53-47 su ventaja sobre los demócratas en el Senado en las recientes legislativas.

Los republicanos arrebataron asientos a los demócratas en Misuri, Florida, Indiana y Dakota del Norte, pero perdieron dos en Arizona y Nevada.

Un panorama muy diferente se dibujó en la Cámara Baja, donde los republicanos sufrieron un fuerte varapalo al perder su control por 235 a 200, según los resultados provisionales.

Related posts