Reporte: injerencia rusa es más grande de lo pensado

La campaña de desinformación política de Rusia en las redes sociales de Estados Unidos tuvo un alcance mucho más grande del que se había pensado en un comienzo, y había brigadas que trabajaron para desalentar al electorado negro y “difuminar las líneas entre la realidad y la ficción” para ayudar a que Donald Trump ganara las elecciones presidenciales de 2016, de acuerdo con unos reportes publicados el lunes por la comisión de inteligencia del Senado.

Y dicha campaña no terminó cuando Trump asumió el cargo. Las brigadas siguen trabajando para avivar las pasiones racistas y políticas en Estados Unidos durante un momento de mucha discordia política.

Los dos estudios son la descripción más completa que se tiene hasta ahora sobre la injerencia rusa en las redes sociales estadounidenses. Se suman a lo que los investigadores han estado haciendo desde 2017 sobre la influencia de Rusia, aunque Trump ha sido evasivo en relación con si la injerencia realmente sucedió.

Facebook, Google y Twitter se negaron a comentar sobre los detalles de los reportes.

Getty Images

Los reportes fueron compilados por la firma de ciberseguridad New Knowledge y por el Proyecto de Investigación de Propaganda Computacional, un estudio de los investigadores en la Universidad de Oxford y de Graphika, una firma de análisis de redes sociales.

El reporte de Oxford detalla la forma en la que los rusos enviaron sus mensajes a distintos grupos, incluidos algunos dirigidos a desalentar el voto de la población y a avivar la ira hacia la derecha.

“Estas campañas enviaron el mensaje de que la mejor forma de impulsar las causas de la comunidad afroamericana era boicotear las elecciones y enfocarse en otros asuntos”, escribieron los investigadores.

Al mismo tiempo, “los mensajes dirigidos al electorado conservador y de derecha buscaban hacer tres cosas: repetir lemas patrióticos y en contra de los migrantes, provocar indignación con publicaciones sobre concesiones hechas por los liberales a ‘otros’ a expensas de los estadounidenses y para motivarlos a votar por Trump”.

Getty Images

El reporte de New Knowledge dice que todavía hay algunas cuentas activas ligadas a la Agencia de Investigación de Internet, que fue mencionada en la imputación del fiscal especial Robert Mueller en febrero por una extensa campaña en redes sociales cuya intención era influenciar las elecciones presidenciales de 2016. Algunas de las cuentas tienen presencia en plataformas más pequeñas debido a que las grandes compañías han intentado hacer limpieza después que se descubrió la actividad rusa.

“Dado que al menos uno de los objetivos del gobierno ruso fue logrado ante la poca diplomacia u otro tipo de contramedida, parece probable que Estados Unidos seguirá enfrentando la intromisión rusa en un futuro próximo”, escribieron los investigadores.

Related posts