Remueven nódulos cancerosos a jueza Ruth Bader Ginsburg

Este viernes se conoció que Ruth Bader Ginsburg, magistrada de la Corte Suprema de Justicia, fue sometida a un procedimiento quirúrgico para removerle dos nódulos cancerosos del pulmón izquierdo.

La operación tuvo lugar en el Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York y se supo que el diagnóstico había sido hecho durante unos exámenes en el George Washington University Hospital, a propósito de una fractura de costillas que sufrió el 7 de noviembre. 

En esa fecha la magistrada, de 85 años, terminó bajo cuidado médico tras romperse tres costillas tras una aparatosa caída en su oficina. 

De acuerdo a la cirujana toráxica Valerie W. Rusch, los dos nódulos removidos mostraron ser malignos en un análisis patológico posterior pero tras la operación no vieron señal alguna de que la enfermedad permaneciera en otra parte del cuerpo.

Ginsburg lleva los últimos 25 años en el Supremo, donde llegó en 1993 como la segunda mujer de la historia en esta corte, después de toda una carrera dedicada a causas feministas y a los derechos civiles.

La salud de la magistrada, por su avanzada edad, es algo que siguen con atención especialmente las filas progresistas, que temen que si Ginsburg abandona la Corte, su sustituto sea elegido por el presidente, Donald Trump, para ampliar la ya existente mayoría conservadora de la corte más importante del país.

La Corte Suprema está compuesta por nueve jueces con puestos vitalicios, actualmente 5 conservadores y 4 progresistas. Los magistrados son nombrados por el presidente y confirmados luego por el Senado, donde los republicanos tienen mayoría.

Trump ha nominado a dos jueces en menos de dos años, un ritmo poco usual para elegir unos jueces que suelen permanecer en el puesto durante décadas.

Related posts