¿Qué son las barreras de entrada a un mercado?

Las barreras de entrada según lo define el blog OtraEmpresa son los obstáculos que dificultan la entrada en un mercado determinado. Estos pueden incluir desafíos tecnológicos, regulación gubernamental y patentes, costos iniciales o requisitos de educación y licencias.

El economista estadounidense Joe S. Bain definió las barreras de entrada como “una ventaja de los vendedores establecidos en una industria sobre los potenciales vendedores entrantes, lo que se refleja en la medida en que los vendedores establecidos pueden aumentar persistentemente sus precios por encima de los niveles competitivos sin atraer a nuevos entrantes a la industria”.

Otro economista estadounidense, George J. Stigler, definió una barrera de entrada como “un costo de producción que debe ser soportado por una empresa que busca entrar en una industria pero que no es soportado por empresas que ya están en la industria”.

  • Una barrera primaria a la entrada es el costo que constituye una barrera económica a la entrada por sí sola.
  • Una barrera auxiliar a la entrada se refiere al coste que no incluye una barrera a la entrada por sí misma, sino que refuerza otras barreras a la entrada si están presentes.
  • Una barrera antimonopolio a la entrada es el costo que retrasa la entrada y por lo tanto reduce el bienestar social en relación con la entrada inmediata pero igualmente costosa.

Todas las barreras a la entrada son barreras antimonopolio, pero lo contrario no es cierto.

Tipos de barreras de entrada

Hay dos tipos de barreras:

1. Barreras de entrada estructurales

  • Economías de escala: Si un mercado tiene economías de escala significativas que ya han sido explotadas en gran medida por las empresas existentes, se disuade a los nuevos operadores.
  • Efecto de red: Se refiere al efecto que tienen múltiples usuarios sobre el valor de un producto o servicio para otros usuarios. Si ya existe una red sólida, puede limitar las posibilidades de que los nuevos operadores obtengan un número suficiente de usuarios.
  • Altos costes de investigación y desarrollo: Cuando las empresas gastan grandes cantidades en investigación y desarrollo, a menudo es una señal para los nuevos participantes de que tienen grandes reservas financieras. Para poder competir, los nuevos operadores también tendrían que igualar o superar este nivel de gasto.
  • Altos costes de instalación: Muchos de estos costes son costes irrecuperables que no pueden recuperarse cuando una empresa abandona un mercado, como los costes de publicidad y comercialización y otros costes fijos.
  • Propiedad de recursos clave o materia prima: El hecho de tener control sobre recursos escasos, que otras empresas podrían haber utilizado, crea una barrera de entrada muy fuerte.

2. Barreras de entrada estratégicas

  • Precios abusivos así como una adquisición: Una empresa puede bajar deliberadamente los precios para expulsar a sus rivales del mercado. Además, las empresas pueden hacerse con un competidor potencial comprando suficientes acciones para obtener una participación de control.
  • Limitar la determinación de precios: Cuando las empresas existentes fijan un precio bajo y una producción elevada, de modo que los nuevos operadores potenciales no pueden obtener beneficios a ese precio.
  • Publicidad: También es un costo hundido. Cuanto mayor sea la cantidad gastada por las empresas preexistentes, mayor será el efecto disuasorio para los nuevos operadores.
  • Marca: Un fuerte valor de marca crea lealtad en los clientes y, por lo tanto, desalienta a las nuevas empresas.
  • Contratos, patentes y licencias: A las nuevas empresas les resulta difícil entrar en el mercado cuando las empresas existentes son propietarias de la licencia o patente.
  • Esquemas de lealtad: Los regímenes y servicios especiales ayudan a los oligopolistas a conservar la fidelidad de sus clientes y a disuadir a los nuevos operadores que desean ganar cuota de mercado.
  • Costes de conmutación: Estos son los costes en los que incurre un cliente al intentar cambiar de proveedor. Implica el costo de comprar o instalar nuevos equipos, la pérdida de servicio durante el período de cambio, los esfuerzos que implica la búsqueda de un nuevo proveedor o el aprendizaje de un nuevo sistema. Estos son explotados en gran medida por los proveedores con el fin de desalentar a los posibles nuevos operadores.

Conclusión

Por lo general, las barreras de entrada se basan en el principio de la asimetría, en el que las distintas empresas tienen estrategias, activos, capacidades, acceso, etc. diferentes. Si todas las empresas fueran simétricas, no habría nada entre lo que elegir y la competencia no existiría.

Por lo tanto, las barreras son muy importantes para crear un mercado y fomentar la competencia.

Las barreras se vuelven inadecuadas, así como disfuncionales cuando son tan altas que los operadores tradicionales pueden mantener alejados a prácticamente todos los competidores, dando lugar a monopolio u oligopolio.

Acerca del autor: Este articulo fue escrito por Michel Miró.

Powered by WPeMatico

Related posts