¿Qué hace ICE, la agencia federal que aplica las leyes de inmigración en EEUU?

¿Será que usted haya oído el eslogan “Abolish ICE”?

Esta frase en inglés -que quiere decir “Eliminen el ICE”, el Immigration and Customs Enforcement, o Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en español- se ha hecho popular en protestas contra la política de inmigración del Presidente Donald Trump después de que se supo que los niños estaban siendo separados de sus familias en la frontera.

Como investigador de inmigración, he estado escribiendo sobre la ley de inmigración en Estados Unidos durante más de una década. Para mí este eslogan parece ilógico porque lo que sucede en la frontera está esencialmente bajo el control de Aduanas y Protección de la Frontera, no del ICE.

A continuación haré un desglose del papel de cada agencia federal que trabaja a aplicar las leyes de inmigración en EEUU.

Creación de ICE

El nuevo departamento, el Departamento de Homeland Security, cobró vida en el 2003 y se hizo cargo de todas las operaciones del antiguo Servicio de Inmigración y Naturalización, o INS, que había sido responsable de aplicar la ley de inmigración en EEUU, así como de procesar las solicitudes de inmigración y ciudadanía.

Hoy en día, el Departamento de Homeland Security aplica las leyes de inmigración esencialmente a través de dos de sus agencias: Aduanas y Protección Fronteriza (CPB, por sus siglas en inglés) e Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Aduanas y Protección Fronteriza ha existido como agencia gubernamental en EEUU desde 1924 y es responsable, en primer lugar, de ejecutar las leyes en la frontera. Solo tiene jurisdicción en un margen de cien millas en las fronteras terrestres de EEUU. También cubre puertos de entrada, como los aeropuertos.

El Servicio de Inmigración y Aduanas fue creado en el 2003 y es el principal responsable de aplicar las leyes de inmigración en el resto de EEUU. La otra agencia de inmigración dentro del Departamento de Homeland Security es el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, que procesa solicitudes de inmigración y ciudadanía.

Siga la huella del dinero

La creación del Departamento de Homeland Security cambió de dos formas la aplicación de la ley de inmigración.

En primer lugar, transfirió la ejecución de la ley de inmigración del Departamento de Justicia al de Seguridad Nacional. Esta transición solidificó la percepción de la aplicación de la ley de inmigración como parte integral de seguridad nacional. El vínculo entre inmigración y terrorismo no es nuevo, pero se ha hecho más sólido debido a la lucha contra el terrorismo.

En segundo lugar, implicó una inyección masiva de dinero para la aplicación de las leyes de inmigración. El presupuesto actual del ICE de US$7,9 mil millones es mayor que el presupuesto del INS completo. En el 2002, el último año de existencia del INS, su presupuesto era de $7,2 mil millones en 2018.

El presupuesto de Aduanas y Protección Fronteriza es aún mayor, con una suma de $16,4 mil millones. Estos fondos le dan sustento a 20.258 agentes de la frontera, un récord histórico, a pesar de los bajos records de la cifra de personas que intentan ingresar ilegalmente a EEUU.

La orden ejecutiva de 2017 del presidente Donald Trump sobre la aplicación de la ley de inmigración exigió triplicar los oficiales de ICE de 5.000 a 15.000.

Sin embargo, el presupuesto de 2018 del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) solo incluye fondos para mil agentes adicionales de ICE. El Congreso no está dispuesto a financiar más.

Puesta en vigor y deportaciones

Los críticos de la administración Trump salieron a las calles para protestar contra la política de inmigración en mucho mayor número que durante la administración de Barack Obama.

La inmigración es un componente central de la plataforma de Trump. Sin embargo, el número de deportaciones durante la administración actual es hasta el momento inferior a las del presidente Obama.

Obama llevó a cabo un alto récord de deportaciones. Alrededor de 3 millones de personas fueron deportadas durante la administración Obama —más que cualquier administración anterior y la tasa fue mucho más alta que la de la administración actual.

Durante los últimos 20 años, la aplicación agresiva de la ley de inmigración ha sido una constante tanto en las administraciones demócratas como en las republicanas.

El presidente demócrata Bill Clinton firmó leyes en 1996 que ampliaron enormemente las deportaciones. El republicano George Bush creó el Departamento de Homeland Security y, en efecto, el ICE. La creación del Departamento de Homeland Security llevó a un aumento del número de personas deportadas de Estados Unidos.

El número de personas detenidas por ICE aumentó durante el primer mandato de la administración Obama, y disminuyó durante el segundo mandato de Obama.

Ya ha comenzado a aumentar de nuevo. Hoy en día, las detenciones de ICE son alrededor de la mitad de lo que fueron durante el apogeo de la administración Obama.

Los datos sobre detenciones de ICE dan una buena idea de la puesta en vigor de la ley de inmigración dentro de EEUU, mientras que los datos sobre detenciones por parte del Departamento de Protección Fronteriza dan una buena medida de cuántas personas intentan ingresar ilegalmente a EEUU a través de las fronteras terrestres.

Es extremadamente improbable que la administración Trump elimine ICE a causa de las protestas bajo su administración.

The ConversationPero es muy probable que los defensores de los derechos de los inmigrantes continúen sus reclamos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

<

p class=”wpematico_credit”>Powered by WPeMatico

Related posts