Presidente Vizcarra pide eliminar las armas de destrucción masiva

27/9/2018

Juan Carlos Cruzado

jcruzado@editoraperu.com.pe

Envíado a Nueva York, EE. UU.

La mejor garantía para la paz y seguridad internacional es la no existencia de armas de destrucción masiva, afirmó el presidente de la República, Martín Vizcarra Cornejo, ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

“Consideramos que garantizar la paz y la seguridad internacional implica eliminar el riesgo que representan las armas de destrucción masiva. Para tal fin, no hay mejor remedio que su no existencia”.

Desarme

El Jefe del Estado expresó que la no proliferación de armas debe ir de la mano con el desarme y el estricto control de los armamentos convencionales.

Saludó la diplomacia de alto nivel que el Consejo de Seguridad despliega con miras a la desnuclearización completa, verificable e irreversible en la península coreana.

“La vigencia del régimen de no proliferación nuclear se debe observar mediante el cumplimiento del plan de acción integral conjunto sobre el programa nuclear iraní”, afirmó. Además, lamentó y condenó el uso de armas químicas en el conflicto sirio y la ciudad británica de Salisbury.

El Dignatario destacó la importancia de la diplomacia, el multilateralismo, el derecho internacional y las medidas de fomento de la confianza y universalidad para fortalecer regímenes de no proliferación de armas y desarme.

Percepciones

“En muchos casos, son las percepciones de inseguridad las que derivan en el creciente armamentismo y desarrollo de nuevo medios de guerra. Es necesario trabajar en esas percepciones para contrarrestar la proliferación y desarme invirtiendo en cooperación y desarrollo internacional”.

El presidente Vizcarra expuso también en la reunión de alto nivel sobre la tuberculosis (TB), que tiene por finalidad intensificar los trabajos conjuntos para poner fin a esta enfermedad y poder prestar servicios de prevención y atención a todos los afectados.

“En el contexto de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Perú fortaleció las intervenciones para enfrentar la tuberculosis sensible y la resistente, mediante nuevos métodos de diagnóstico, acceso a tratamientos individualizados y la incorporación de nuevas drogas antituberculosis totalmente gratuitas”.

Dijo también que se brinda soporte social a la persona afectada por tuberculosis al mejorar su alimentación y nutrición mediante la entrega de una canasta de alimentos gratuita; así como se prioriza su ingreso a los programas sociales del país.

Para tal fin, aseguró que cuenta con un financiamiento sostenible y creciente de 121 millones de dólares que garantiza la atención integral de las personas afectadas con tuberculosis y VIH/sida. Se aprobó, además, el Plan de Intervención para la Prevención y Control de Tuberculosis 2018-2020 con un financiamiento de 43 millones de dólares, para fortalecer el recurso humano y equipamiento en las actividades preventivas y en los servicios de salud donde se atienden las personas afectadas por TB.

Recursos

Sobre el tema, la ministra de Salud, Silvia Pessah, informó que el Estado ha incrementado cada año el presupuesto para la lucha contra la TB y logró que en el 2018 se asignaran 400 millones 130,735 soles, en el contexto de la Ley de Prevención y Control de Tuberculosis en el Perú (N° 30287) y su Reglamento.

En la misma reunión de alto nivel, la titular del Ministerio de Salud (Minsa) indicó, además, que se cuenta con un presupuesto de 142 millones 514,221 soles para el plan de prevención hasta el 2020 en las regiones Lima, Callao, Loreto, Ica y La Libertad, que cuentan con el 75.6% de la carga de TB del país.

El plan se implementa desde agosto de este año con el equipamiento de laboratorios para el diagnóstico rápido de TB sensible y TB resistente; así como con el fortalecimiento de las capacidades técnicas y diagnósticas en la TB pediátrica.

Pessah recordó que este año se reanudaron las cirugías de tórax a los pacientes afectados con tuberculosis, las que permanecieron suspendidas desde el 2015; además, se implementa una sala quirúrgica en el hospital Hipólito Unanue con el cofinanciamiento Fondo Mundial-Minsa.

De acuerdo con la agenda de los ODS, el Perú se ha fijado como meta hacia el 2035 disminuir las tasas de personas con TB al 10% por año, mediante el incremento de la detección oportuna de estos casos y la adherencia a los tratamientos.

La funcionaria explicó que el Perú necesita fortalecer, como parte de la Estrategia Fin a la TB, el trabajo intersectorial para mejorar los determinantes sociales que condicionan esta enfermedad, con el objetivo de reducir en 95% el número de muertes por este mal. En el 2015 hubo 1,371 fallecidos.

Reunión

En su tercera jornada de actividades en la ciudad de Nueva York, el presidente Vizcarra sostuvo también una reunión de trabajo con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que se efectuó en la sede de las Naciones Unidas.

Durante la cita, los temas que abordaron estuvieron centrados en la crisis política y migratoria que atraviesa Venezuela, y su repercusión en Sudamérica. Al respecto, el Mandatario reiteró su condena a la ruptura del orden constitucional en ese país.

El Dignatario manifestó que continuará impulsando iniciativas para apoyar al restablecimiento de la democracia en esa nación, en el contexto de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Grupo de Lima, instancia multilateral conformada por países de Sudamérica y el Caribe, además de otros foros multilaterales.

Asimismo, dialogaron sobre la importancia del ingreso del Perú a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), organismo de cooperación internacional, compuesto por 35 Estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales.

Otro de los temas fue la cooperación económica y la asistencia técnica que la Unión Europea (UE) brinda al Perú, así como la financiación de las diversas acciones para la lucha contra las drogas y el trabajo conjunto en las formas de hacer más eficiente y potente el Tratado de Libre Comercio con este bloque.

Homenaje a peruanos en Zona Cero

Durante su último día en Estados Unidos, el presidente de la República, Martín Vizcarra, visitó la denominada Zona Cero en la ciudad de Nueva York, donde rindió un homenaje a los seis peruanos que fallecieron en el ataque terrorista a las Torres Gemelas en el 2001.

El Mandatario llegó al monumento en el que están los nombres de las víctimas que fallecieron el 11 de setiembre y colocó una bandera peruana.

El Presidente puso, además, una rosa sobre el nombre de Giovanna Porras, una de las víctimas peruanas que perdieron la vida en este ataque terrorista que estremeció a Estados Unidos y el mundo.

“El terrorismo y la violencia pueden generar pobreza, destrucción y dolor. Entre esas 3,000 víctimas también hubo peruanos; hemos identificado a seis personas que fallecieron […] una rosa simbólica para Giovanna Porras, que es la única mujer, los demás fueron varones”, dijo.

Indicó que en este viaje a Estados Unidos no podía dejar de lado la visita a la Zona Cero, lugar donde se levantaban las Torres Gemelas, las que sufrieron ataques hace 17 años con dos aviones comerciales que fueron tomados por comandos terroristas y que se estrellaron en cada uno de los edificios. “En nombre de ella [Giovanna Porras] y su familia hay que hacer el compromiso de luchar contra el terrorismo, que tanto daño hace a escala mundial y, en nuestro caso, en el país”, indicó el presidente Vizcarra, quien cumplió una serie de actividades como parte de su participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

        <p class="wpematico_credit"><small>Powered by <a href="http://www.wpematico.com" target="_blank">WPeMatico</a></small>

Related posts