Pierden todo en incendio

Por Ileana Pauly
Charlotte.- En un abrir y cerrar de ojos las devoradoras llamas consumieron todas las posesiones que una familia de origen salvadoreño había adquirido con esfuerzo y sacrificio después de años de trabajo incesante.
Todo ocurrió el 3 de agosto pasado mientras Osmin Morales, su esposa Sandra Palacios y sus tres niños de 6, 4 y 15 meses almorzaban en su ‘traila’ localizada en Victoria Avenue, un parque de casas móviles ubicado cerca de Old Statesville Road.
“Habíamos estado asando carne en una parrilla que teníamos afuera en el concreto, eso es lo que acostumbramos siempre lo habíamos hecho, cuando estábamos sentados todos almorzando escuchamos como si estuviera lloviendo fuerte, para nuestra sorpresa eran llamas que comenzaban a quemarlo todo”, dijo Morales a Mundo Latino.
La familia no tuvo tiempo de nada más que salir huyendo ya que la ‘traila’ donde vivían y que alquilaban desde hace 4 años, se estaba llenando de humo, “nos llevamos un tremendo susto, lo que más nos preocupaban eran los niños, gracias a Dios nadie salió lastimado”, dijo Palacios.
Salieron de El Salvador hace 10 años en busca del sueño americano, Morales trabaja en pintura y Palacios no está trabajando porque está recién operada y se dedica al cuidado de sus hijos.
El Departamento de Bomberos respondió a la emergencia y logro controlar las llamas que se originaron según ellos en la parrilla que quedo prendida y el fuego cogió fuerza arrasando con todo el inmueble.
”Creímos que ya se había apagado, muchas veces cuando uno pone la carne a cocinar se bajan las llamas, lo que menos imaginamos es que se prendiera con tanta fuerza”, dijo Morales.
La Cruz Roja Americana se encargó de pagar el depósito y un mes de alquiler de un apartamento en Nevin Road donde esta familia se encuentra viviendo desde el día del infortunio, “los niños se despiertan por la noche llorando, como perdidos y recuerdan la impresión cuando los sacamos corriendo escapando de las llamas”, dijo la pareja.
Esta familia necesita ayuda económica ya que Morales no ha podido trabajar desde lo ocurrido por tratar de organizar a su familia y buscar lo básico que necesitan, Palacios está convaleciente y no tienen ni siquiera para los pañales de su niña de año y tres meses.
“Agradecemos a la Sra. Lucia Caro del grupo Colombianos de Charlotte que nos ayudó a conseguir unos muebles y mesas y lámparas con una gente de Gastonia. Ahora necesitamos ayuda económica y ropa para los niños y juguetes, todo se nos quemó”.

Related posts