Pelea en un bowling lleva a un mortal tiroteo en Torrance

Una pelea a altas horas de la noche del viernes en un boliche en la ciudad de Torrance resultó mortal la noche, matando a tres hombres e hiriendo a cuatro.

La policía en la ciudad costera de Torrance respondió a los llamados de “disparos” en el Gable House Bowl poco antes de la medianoche.

Se encontraron varias víctimas con heridas de bala dentro del Gable House Bowl, que se describe en su sitio web como un lugar de juego que ofrece bolos, láser y una sala de juegos.

La policía informó que tres hombres murieron en el lugar y cuatro víctimas fueron heridas, dos de los cuales fueron trasladados a un hospital por heridas que se desconen.

Matanza de Sandy Hook: el día que el horror entró a la escuela

Matanza de Sandy Hook: el día que el horror entró a la escuela

Los otros dos heridos buscaron su propia atención médica.

Las autoridades no han dado a conocer detalles sobre los motivos que llevaronal tiroteo, pero los testigos dijeron que se debió a una pelea entre dos grandes grupos de personas en el lugar.

Wes Hamad, un residente de Torrance de 29 años, estaba en el local con su sobrina y primo de 13 años cuando vio una “pelea enorme”. Hamad dijo que la pelea, que duró unos cinco minutos, bloqueó la entrada de Gable House Bowl y se convirtió en un “caos total”.

“Agarré a mi sobrina y comencé a correr hacia el otro extremo del bowling”, dijo. “Mientras corríamos, escuchamos 15 tiros”.

Mientras se marchaba, Hamad dijo que vio a una mujer llorando sobre un hombre que tenía múltiples heridas de bala en la cabeza y el cuello.

Damone Thomas estaba en la sección de karaoke de Gable House Bowl, una parada regular para él y sus amigos después de trabajar los viernes, cuando la gente empezó a correr gritando que había un tiroteo.

El residente de 30 años de Los Ángeles dijo que su amigo volcó una de las mesas para protegerlos cuando escucharon disparos.

Thomas comentó que no se sentía asustado porque “solo estaba tratando de sobrevivir”. Pero cuando conducía de regreso a casa, se dio cuenta de lo traumática que fue a situación y dijo que no había podido quedarse dormido. “Cerrando los ojos, todo lo que puedo ver es a las mujeres llorando contra la pared , sin saber qué hacer”, dijo.

Tanto Thomas como Hamad dijeron que nunca habían presenciado violencia en el pasado, pero Hamad dijo que había dejado de ir por un tiempo porque escuchó que alguien había visto a alguien con un arma allí recientemente.

“Definitivamente no volveré más”, agregó.

Related posts