Pareja podría enfrentar pena de muerte

La fiscalía del Condado de Los Ángeles presentó el miércoles cargos adicionales en contra de la pareja acusada de torturar hasta la muerte al pequeño Anthony Ávalos en Lancaster. La madre del pequeño y su novio ahora se tornan elegibles para la pena de muerte.

Fueron dos los cargos adicionales que la fiscalía añadió en la acusación en contra de la pareja por la muerte del pequeño Anthony. Además, sumaron un cargo adicional por el presunto abuso al que habría sometido otro de sus hermanitos.

Nueve niños heridos en accidente automovilístico

Nueve niños heridos en accidente automovilístico

Heather Maxine Barrón, de 28 años y su novio Kareem Ernesto Leiva, de 32 años, se declararon hoy inocentes por el asesinato y tortura del niño, mientras que la fiscalía presentó una enmienda a la acusación que podría colocar a la pareja en el pabellón de la muerte de ser encontrados culpables.

“Se merecen eso y mucho más y aunque estén ahí metidos por vida, nunca el niño va a regresar y nunca lo vamos a poder disfrutar y mirar crecer”, dijo la tía de Anthony, María Barrón.

Laura Buckman/Bloomberg via Getty Images

En junio la fiscalía le presentó dos cargos por homicidio intencional y tortura a Barrón y Leiva por la muerte del niño de diez años que ocurrió el pasado 20 de junio en su hogar de Lancaster.

Este miércoles el fiscal agrego un cargo adicional de abuso infantil en contra de ambos acusados, por el presunto abuso infantil de uno de los cinco hermanitos de Anthony que habría ocurrido el 22 mayo del 2018 a manos de Leiva y Barron.

“Se declararon inocentes de los cargos porque esos crimines no ocurrieron y vamos a comprobarlo, dijo el abogado defensor de Leiva, Dan Chambers.

Según la defensa, los record médicos y los resultados de la autopsia de Anthony serán claves para comprobar la inocencia de Leiva.

“Sea lo que sea se va a hacer justicia y si están ahí por vida, o por la muerte de todos modos”, agregó Barrón.

Las quejas del presunto abuso al que fue sometido el pequeño Anthony quedaron documentadas en el reporte de 339 páginas del Departamento de Servicios para Niños y Familia, el cual recibió 13 denuncias de presunto físico y abuso sexual entre los años 2013 y 2016, además detallaba que la madre no tenía la intensión de “cuidarlo o protegerlo”.

La familia exige familia pide que investigue a los trabajadores sociales.

“Que los investiguen y paguen ellos por el mal servicio que hicieron con Anthony, eso queremos si tienen que ir a prisión que lo hagan”, dijo la abuela paterna del niño, Concepción Ramírez.

El juez le negó a ambos acusados el derecho a salir bajo fianza y tendrán que comparecer para la audiencia preliminar el próximo 27 de noviembre.

Related posts