Otra vez, incendios forestales azotan California

Mientras decenas de miles de personas huyeron el jueves de un incendio forestal en el norte de California, y algunas de ellas tuvieron que abandonar sus vehículos para escapar de las llamas a pie, cargando a sus bebés y a sus mascotas, otros siniestros forestales acechan comunidades cerca de Los Angeles, en Ventura.

“En gran medida, la comunidad de Paradise fue destruida”, dijo el capitán del Departamento de Bomberos de California (Cal Fire), Scott McLean. “El viento que se había pronosticado llegó y simplemente arrasó con todo”.

McLean calculó que un par de miles de inmuebles fueron destruidos en la ciudad de 27,000 residentes, situada a unas 180 millas al noreste de San Francisco.

El jefe de bomberos del condado Butte, Darren Read, dijo en conferencia de prensa que dos bomberos y varios habitantes resultaron heridos.

NewsChopper 4

No había detalles disponibles sobre los daños o heridos debido a que los oficiales no podían entrar en la zona.

Mientras huía, Gina Oviedo describió una escena devastadora en la que las llamas se tragaban las casas, se escuchaban estallidos y los postes del tendido eléctrico caían.

“Las cosas empezaron a explotar”, dijo Oviedo. “La gente comenzó a salir de sus vehículos y a correr”.

Un fotógrafo de The Associated Press vio decenas de negocios y casas destruidas o en llamas, incluida una licorería y una gasolinera.

“Es una situación muy peligrosa y muy grave”, dijo el jefe de policía del condado Butte, Kory Honea, a The Associated Press. “Conduzco a través de las llamas mientras hablamos. Estamos haciendo todo lo que podemos para sacar a la gente de las zonas afectadas”.

El fuego se propagó por la presencia de fuertes vientos en el estado. Un incendio al norte de Los Ángeles, en el condado Ventura, quemó unos 15,000 acres y por lo menos una vivienda en cuestión de horas.

Provocó la evacuación de un parque de casas móviles, un campus universitario y una pequeña comunidad. Un incendio más pequeño, de unos 1,000 acres, se propagaba con velocidad.

Honea confirmó los reportes de que los evacuados tuvieron que abandonar sus vehículos mientras huían del lugar. “Los estamos llevando en otros vehículos. Estamos trabajando muy duro para sacar a la gente. El mensaje que quiero enviar es que si pueden evacuar, deben evacuar”, manifestó Honea.

El incendio fue reportado a las 6:30 de la mañana hora local, dijo Rick Cahart, portavoz de Cal Fire. En seis horas, las llamas cubrían 26 millas cuadradas, dijo John Gaddie, capitán de bomberos de Cal Fire.

Mientras tanto, un incendio que se desató el jueves por la tarde al este de Chatsworth y cerca de una antigua gran instalación de Rocketdyne creció a 4,000 acres en el condado de Ventura, cerca de Los Angeles, y quemó varias casas el jueves por la noche, con las evacuaciones obligatorias ordenadas mientras las llamas continuaban creciendo.

Se han ordenado evacuaciones obligatorias para todo Oak Park, junto con el Saddlebow Road de Bell Canyon entre Maverick Lane y Morgan Road. Aproximadamente, un total de 15 a 20 viviendas han sido dañadas por el siniestro.

El Departamento de Bomberos de Los Angeles publicó un tweet poco después de media noche notando las evacuaciones obligatorias en efecto para los residentes al norte de la autopista 101, al sur de Bell Canyon Road, al oeste del boulevard Valley Circle y al este del límite de la ciudad de Los Ángeles.

Related posts