Mujer, fuente de vida

El mundo celebra el “Día Internacional de la Mujer”. A estas alturas pensamos que ya no es necesario conmemorar su maravillosa existencia, pues es notoria la exitosa presencia femenina en los más importantes foros, congresos, universidades, academias, cargos públicos y privados en el mundo.
Sin embargo, fueron necesarios unos cuantos siglos para que la mujer alcanzara la misma escala que ocupa el hombre y para que pudiera ocupar, con lujo de competencia y sobrados méritos, tan altas posiciones no solamente en la sociedad, sino también en la vida civil y política, las que hoy comparte con éste, con iguales glorias y satisfacciones.
Gracias a su consagración, equilibrio, honestidad y aspiraciones la mujer superó todos los obstáculos y alcanzó singulares logros en la escala del ser humano en franca emulación con el hombre. Todo lo dicho le permitió intervenir con sobrados méritos en los asuntos de la vida cotidiana, para disputar con suficiente solvencia académica e intelectual, y con indiscutible capacidad, los lugares hasta hace poco reservados al inadecuadamente llamado sexo fuerte.
Por eso, al felicitar a todas las mujeres y reconocer el invaluable aporte que le han hecho a la sociedad, pedimos su mayor participación en las distintas actividades públicas y privadas con la seguridad que le harían un aporte fundamental a su éxito y que buena parte de nuestros males y preocupaciones desaparecerían.

Related posts