Muere la mujer de Texas que fue a México para una cirugía en la nariz y acabó en coma con un grave daño cerebral

Ávila viajó al país vecino por lo económico que resultaba, pero el procedimiento salió mal dejándola en coma con graves daños en el cerebro. La mujer se encontraba con soporte vital en un hospital de Dallas.

“Mi hermana angelical/segunda madre/mejor amiga y mi corazón nos dejó hoy alrededor de las 8:20 AM“, escribió su hermana en su página de Facebook.

“Lo que sí sé es que soy una persona más que afortunada por haber tenido la oportunidad de ser su hermana durante veinticinco años maravillosos. Ella es el amor de mi vida, y sé que continuará cuidándome y guiándome como siempre lo ha hecho. Te amo, Laura Ávila. Gracias por ser la mejor hermana del mundo”, dijo Angie Ávila.

Su pareja, Enrique Cruz, también se despidió de ella en la misma red social: “Sabía que iba a ocurrir, pero me ha golpeado repentinamente”. Además, indicó que, en lugar de celebrar la boda que habían planeado en Tulum, esparcirá sus cenizas en esta población turística de México.

“Aún no me doy cuenta de lo que ha pasado”, continuó Cruz, quien agradeció todos los mensajes de solidaridad recibidos.

La familia de Ávila había trasladado a la mujer hace unos días a un hospicio.

Un paro cardíaco de 4 minutos

Laura Ávila, agente de bienes raíces, de 36 años de edad, viajó a Ciudad Juárez con su pareja Enrique Cruz para someterse a una cirugía en el Rinocenter, donde el procedimiento costaba menos de un tercio de lo que le hubiesen pedido en Estados Unidos, según explicó su hermana Angie, citada en USA Today.

La pareja llegó al centro de cirugía plástica alrededor del mediodía del 30 de octubre. Según Cruz, al suministrarle la anestesia algo salió mal.

“Estaba un poco molesto y preocupado porque no me dejaban verla ni nada”, dijo Cruz en aquel momento.

El equipo quirúrgico lo conformaban un otorrinolaringólogo, un anestesista y otros dos doctores provenientes aparentemente de Guadalajara, indicó el diario mexicano El Heraldo.

Durante ocho horas, la mujer permaneció en una habitación sin ningún tipo de contacto con sus familiares. A su marido le decían inicialmente que la presión arterial había bajado y que no podían realizar la operación.

Finalmente, un médico de un hospital de Juárez fue llamado a la clínica. Cruz dijo que inmediatamente quería que la trasladaran al hospital. Y fue cuando le comunicaron que también sufrió un paro cardíaco por cuatro minutos, que le causó graves lesiones cerebrales.

Luego entró en un coma inducido médicamente, según una página de GoFundMe donde han abierto una campaña para sus gastos médicos. Hasta este sábado, se habían recaudado cerca de $80,000.

Pasó casi una semana en el hospital mexicano. Su familia luchó para trasladarla a Estados Unidos, pero los funcionarios del hospital se negaron a firmar los papeles de transferencia hasta que pagaran la cuenta.

“El hospital básicamente nos tenía como rehenes porque no queríamos pagar la cantidad total”, contó Angie Ávila.

La familia finalmente pudo trasladarla en ambulancia a un hospital en El Paso, Texas, pero sin los registros médicos críticos que necesitaban.

En cuestión de horas, los médicos de El Paso compartieron la sombría noticia. “Dicen que sufrió un daño cerebral tan severo que nunca volverá a ser nuestra Laura”, refirió Angie Ávila.

“Le inyectaron anestesia en la columna vertebral en la clínica y en vez de fluir por su cuerpo, entró en su cerebro, lo que le causó una hinchazón severa”, destacó su hermana.

Mira también:

El 40% de la población de EEUU es miope. Un pintor nos muestra cómo ven el mundo

Loading

Cargando galería

<

p class=”wpematico_credit”>Powered by WPeMatico

Related posts