Migración podría retener tarjetas de residencia a quienes han solicitado ayuda pública

En plena semana de Thanksgiving, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) estará aplicando una nueva medida contra inmigrantes que cuenten con residencia permanente y hayan solicitado algún beneficio público.

Y es que USCIS ha extendido la capacidad de los funcionarios de inmigración para negar o cancelar visas a personas que hayan solicitado Medicaid, así como el programa de alimentación para niños o las estampillas de alimentos, conocidas como food stamps.

De acuerdo con Univisión Noticias, si un residente permanente regresa de viaje, a su llegada un funcionario de inmigración le puede solicitar su tarjeta de residente y si en su registro aparece que ha pedido alguna ayuda al gobierno, entonces le puede quitar sus papeles y ponerlo en proceso de deportación.

TE PUEDE INTERESAR: EE.UU. no tolerará “invasión” de migrantes: Trump

“El oficial en la entrada le puede decir ‘perfecto, qué bueno que viniste, dame tu residencia, no te la voy a devolver, te voy a poner un proceso de deportación’”, explicó un exfiscal de una corte migratoria a Univisión.

Esta medida está dirigida a los inmigrantes que solicitaron beneficios públicos y se los negaron,  quienes podrían recibir de inmediato una orden de deportación; pero también aplica para cualquier otro inmigrante que haya usado beneficios públicos.

El exfiscal explicó que aunque en la ley de inmigración siempre han existido estas causas para negar a un inmigrante el poder quedarse o entrar en EE.UU., ahora el presidente Donald Trump está aplicando las leyes que antes eran mucho más flexibles y les agrega más restricciones.

Por eso, la recomendación de los expertos es que si una persona no necesita la ayuda pública como una cosa de vida o muerte, entonces no la solicite, para evitar ponerse ‘en el ojo del huracán.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

1 2 3 4

Powered by WPeMatico

Related posts