México obedece las amenazas de Trump y detiene a la caravana migrante

México se convirtió en el filtro migratorio de Estados Unidos después de acceder a las amenazas impuestas por el presidente del vecino del norte, Donald Trump.

Con un amplio dispositivo de la Policía Federal (PF) y del Instituto Nacional de Migracion (INM), México detuvo a la caravana de migrantes, que congregó a miles de centroamericanos, en la frontera sur del país.

“Como cualquier país soberano, México no permite, ni permitirá, el ingreso a su territorio de manera irregular; mucho menos de forma violenta”, afirmó el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto.

También dio a conocer que sólo quienes obtengan una visa otorgada por el gobierno podrán ingresar al país; también aclaró que las autoridades migratorias analizarán individualmente las solicitudes de refugio, un trámite de 45 días hábiles, prorrogable hasta 90 días.
Esta ‘decisión’ fue tomada después de que Donald Trump amenazara a México con cerrar la frontera norte y enviar militares para ‘calmar’ a los miles de migrantes que caminan desde Honduras huyendo de la violencia y pobreza que se vive en su país.

Hace unos días el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray, y su homólogo de Estados Unidos, Mike Pompeo, en conferencia de prensa hablaron sobre unirse para evitar a los miles de migrantes de la caravana.

“El canciller Videgaray y yo hablamos de la importancia de detener el flujo antes de que llegue a la frontera de Estados Unidos y México. Nosotros somos muy conscientes de que México manejará esto conforme a sus decisiones soberanas”, indicó Pompeo

México obedece

El viernes 19 de octubre, México utilizó agentes y gas lacrimógeno para evitar que los migrantes crucen el puente fronterizo con Guatemala.

“Agradezco al gobierno mexicano por detener a estos delincuentes”, declaró Trump el viernes 19, aunque advirtió: “Si eso no funciona, llamaremos a los militares, no a la Guardia (Nacional)”.

Según Héctor Vasconcelos, recién nombrado presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, “mi percepción es que sí ha habido presiones muy importantes del gobierno estadunidense y el gobierno de Peña Nieto se ha dejado presionar”.

                    <p class="wpematico_credit"><small>Powered by <a href="http://www.wpematico.com" target="_blank">WPeMatico</a></small>

Related posts