México generará la electricidad más barata del mundo

La electricidad más barata del mundo se generará, a partir de 2020, en el Estado mexicano de Coahuila (norte del país). El gigante energético Enel se ha hecho, en la última subasta de energía a largo plazo celebrada en México a mediados de noviembre, con un contrato por el que se compromete a generar electricidad a un precio de 17,7 dólares por Mw/h, el más bajo del mundo según los datos de Bloomberg New Energy Finance, en una planta de 100Mw de capacidad instalada que ya está en fase de construcción muy cerca de la frontera con Estados Unidos. Hasta ahora, el precio más bajo se registraba en Arabia Saudí, donde un proyecto de energía solar se compromete a generar electricidad a un precio de 17,9 dólares por Mw/h.

Al ser un proyecto pequeño respecto a las necesidades eléctricas de México en su conjunto, los especialistas no esperan que tenga una incidencia inmediata en los precios que pagan los consumidores. En cambio, sí abre una importante veta para que el coste de la energía que soportan hogares y empresas baje con fuerza en un futuro no tan lejano.

La electricidad se generará en el parque eólico de Amistad, situado cerca de Ciudad Acuña, según la información proporcionada por la firma italiana. “Una de las razones para que el precio sea tan bajo son las sinergias con las primeras fases del parque: la infraestructura y la interconexión [el factor que muchas veces más encarece los proyectos] ya están construidas”, apunta a EL PAÍS Paolo Romanacci, director general de Enel para México y Centroamérica. En el precio ofertado, el directivo afirma no haber incorporado de antemano los avances tecnológicos que se esperan en los tres próximos años, antes de que el proyecto entre en funcionamiento definitivamente: “Somos una empresa con un bajo perfil de riesgo: la tecnología es la que es, la turbina que utilizaremos ya está desarrollada y tenemos un plan industrial escrito. Estamos seguros y nos salen los números”.

Romanacci tampoco se muestra sorprendido por la cifra ofertada: “Es el más bajo en un contexto global de precios que ya está por ahí”. Tampoco por el hecho de que la electricidad más barata del mundo vaya a provenir de un proyecto eólico y no solar, una constante en los últimos tiempos. “Es un falso mito: es cierto que la solar está mejorando a un gran ritmo, pero la eólica tiene un gran margen de mejora, incluso superior. La industria ha cambiado su estrategia en los últimos años y está siendo más agresiva”, agrega el jefe regional de Enel. Su pronóstico para México, un mercado en el que la energética italiana ha centrado sus miras de futuro, es que ambas tecnologías limpias crezcan en los próximos años por encima de las expectativas: “A estos precios, empieza a no tener sentido ninguna alternativa que no sea renovable”.

El director del Instituto de Energías Renovables de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Antonio del Río, discrepa parcialmente con el ejecutivo de Enel y ve un “mayor recorrido” en la solar que en la eólica. Al menos, en el caso del país norteamericano, “que tiene un potencial de generación fotovoltaica cuatro veces mayor al de Alemania”, uno de los países que más firmemente ha apostado por esta tecnología en los últimos años. “Lo que necesita México es una red eléctrica que soporte una generación distribuida por todo el país”, añade.

<

p class=”wpematico_credit”>Powered by WPeMatico

Related posts