Mascota enloquecida: víctima de brutal ataque termina baleada

Una mujer de North Las Vegas está recuperándose después del susto que se llevó al ser atacada por su propio perro y luego terminó herida por parte de un amigo de ella que le disparó accidentalmente.

Betty Walker, de 42 años, declaró que estaba en su hogar el jueves pasado cuando su perro, llamado Bugsy, inició un ataque de manera repentina.

“Cuando fui a dejar mi plato, estábamos haciendo barbacoa, el perro me atacó”, dijo Walker, según reporta KMTR, una afiliada de nuestra cadena hermana NBC. “Se ató a mi brazo”.

Ella trató de usar su otro brazo para abrir el hocico, pero el animal terminó partiéndole la mano.

“Pensé que probablemente me iba a matar. Pensé que me iba a matar”, dijo Walker, quien recordó que tras el ataque empezó a gritar y pedir ayuda y terminó diciendo “alguien dispárele al perro”. Un amigo de Walker terminó haciendo caso y le disparó al perro, pero la bala terminó en la pierna de la mujer luego de atravesar a la mascota.

Walker fue llevada al hospital con marcas de mordida en su brazo izquierdo, la mano derecha partida y una bala en su pierna derecha.

“Él era un buen perro”, dijo Walker y mencionó que tiene dos perros más pequeños y tampoco los atacó de ninguna manera. Bugsy terminó muriendo luego de que la bala lo atravesara, antes de que la bala hiriera a su dueña.

Related posts