Madre suplica ser deportada tras infernal reclusión

Patty Menéndez llora al recordar la tortura que asegura vivió y la llevó a rogar que la deportaran a su natal Honduras .  “Me pegó un ataque de ansiedad y estaba literalmente muriendo…tuve que hacerme la pregunta si mis hijos me necesitaban viva o me necesitaban muerta”, cuenta.

Un testimonio dramático que Rodrigo Torres oye todos los viernes cuando visita a los detenidos.

El es voluntario de la organizacion “Civic” y comenta que “todas las mujeres y los hombres con que hablamos nos dicen la misma historia”

En una carta más de 20 detenidas denuncian entre otras cosas, días de 23 horas de encierro y celdas que no tienen inodoros. “Puedes gritar, puedes llorar, puedes declararte muriendo y de todas maneras las puertas no se abren”.

¿Dejar o no a los hijos tras deportaciones?

¿Dejar o no a los hijos tras deportaciones?

Dicen que muchas veces utilizan bolsas, o botellas para hacer sus necesidades.

La oficina del alguacil del condado al que pertenece la cárcel de Richmond, California, ha negado una y otra vez que se están cometiendo abusos, pero las denuncias han sido tantas que decidieron iniciar una investigacion interna. 

En Facebook,dijeron que anunciaran los resultados este 14 de diciembre.

Otro presunto afectado, Carlos Rueda, duda que revelen el trato que le dieron, haciéndolo pasar hambre y negándole medicinas. Dicen que los tratan “como que si somos animales o peor porque a los animales si los tratan mejor aquí”.

Getty Images

ICE por su parte nos dijo que todos los centros de detención con los que tienen contratos “deben cumplir requisitos rigurosos de funcionamiento y son inspeccionados al menos dos veces al año”.

Además indican que deben cumplir requisitos rigurosos de servicios médicos, comida, condiciones de vida, y acceso a recreación, y que los inspeccionan al menos dos veces al año”.

Patty espera que su caso migratorio aun pendiente le permita regresar pronto con sus hijos y desafía a las autoridades que la han descrito como una mujer “con problemas”.

“La gente no habla por miedo pero yo no le tengo miedo al sheriff”, asegura.

Related posts