Luce bien en los “selfies”

Cuántas veces no ha pasado que crees haberte hecho un maquillaje perfecto, pero cuando te tomas un “selfie” te das cuenta que se te fue la mano en el corrector o que simplemente esa base que creías que era idéntica a tu tono de piel, bajo el “flash” no luce como pensaste.

Esta situación se puede evitar seleccionando los productos adecuados en los colores correctos y haciendo una aplicación que resulte favorecedora para ti, asegura el maquillador Carlos Marrero.

Uno de los productos que más frecuentemente se utiliza de manera inadecuada es el corrector. Es importante que conozcas las áreas de tu rostro que lo necesita y seleccionar el color que te ayude a emparejarlas con el resto de tu piel.

“El corrector ideal es una o dos tonalidades más claras que el color natural de tu piel. Es un producto que te ayuda a emparejar la piel y si lo usas muy blanco lo que va a hacer es enfatizar mucho esa área de las ojeras sobre todo cuando se usa el ‘flash’ de la cámara”, explica Marrero.

Por otro lado, el experto añade que unas cejas mal delineadas tampoco lucen bien en un “selfie”. La moda apunta hacia cejas bien definidas, pero no tienen que parecer tatuadas. Puedes destacarla con productos en polvo que son mucho más fáciles de difuminar que el lápiz.

“Se está llevando una sombra clara debajo de las cejas para iluminar el área, pero no debe ser demasiado blanca. Lo ideal es que sea un tono más crema que destaque el ojo pero de manera sutil”, recomienda.

Otro producto que te puede jugar una mala pasada es la base, sobre todo si es de las que cuenta con protector solar, porque aunque parezca que es exactamente tu tono de piel tiende a verse más blanca debajo de luces fuertes. Sella la base con un polvo suelto de una tonalidad similar a la de tu piel.

Al seleccionar un lápiz labial, evita los mate si no tienes los labios bien hidratados. “Se trata de una textura que deja los problemas de los labios al descubierto y cuando te tomas fotos muy de cerca no quedan bien. Lo ideal es que humectes tus labios a diario, al igual que haces con tus ojos y tu cutis”, añade Marrero.

Related posts