Lo que pide ahora el “ladrón de fajitas”

BROWNSVILLE – Un exempleado del Condado Cameron sentenciado a 50 años de cárcel por robar más de $1.2 millones en carne de fajita solicitó formalmente una apelación a su sentencia. 

Su abogado de defensa hizo la petición el lunes, luego de que en el mes de junio del presente año se le negara la moción de un nuevo juicio. 

La moción de un nuevo juicio había sido presentada a finales de mayo por los abogados de Gilberto Escamilla argumentando que hubo ineficiencia en la asistencia legal y en las bases legales utilizadas para su sentencia.

Escamilla fue sentenciado a cumplir 50 años de cárcel tras declararse culpable de robo por parte de un servidor público.

Escamilla, antiguo encargado de compras del Centro de Detención Juvenil Darrel B. Hester, confesó que había usado el dinero de los contribuyentes para comprar carne de fajita y venderla con fines de lucro.

Según un informe de auditoría, se redujeron más de $1.2 millones de compras de alimentos y no se detectaron durante 9 años.

El 7 de agosto de 2017, la plantilla finalizó cuando $800 en productos se entregaron al Centro de Detención Juvenil Darrel B. Hester. Dichos productos no formaban parte del menú para los jóvenes reclusos.

Related posts