Imán de malos conductores: casa es destrozada otra vez

La familia Gamboa ya perdió la cuenta de cuántos automovilistas han chocado contra su propiedad, pero aseguran que son más de 10, o quizás 20, en una década.

Lo cierto es que hace un tiempo, decidieron poner rocas al frente de su casa luego que unos coches terminaran en la sala del hogar.

Para esta familia, la noche de Navidad fue amarga luego que otro conductor en presunto estado de ebriedad, chocó la casa con su camioneta. Las rocas lo detuvieron, pero sí alcanzó a destruir parte de la reja frontal.

”El conductor no lo negó. Me dijo que se había tomado seis cervezas y que se quedó dormido”, relató Manuel Gamboa, propietario de la casa ubicada en la esquina de la North Crump y East Long Avenue en Fort Worth, un lugar que parece un imán para los choques.

El automovilista fue arrestado, según dijo la familia.

María Guerrero, la esposa de Manuel Gamboa, lamenta que todos los que chocan no tienen seguro de auto ni licencia de conducir, y son ellos quienes tienen que acarrear com los daños.

Por fortuna, al menos, nadie de la familia ha resulta herido.

Related posts